Una Segunda Estrella Porno se Adelantó para Revelar que Trump la Invitó a un Trío. Ay Melania

Ay Melania, si los cuernos fueran flores, tu cabeza sería un jardín… Ahora una segunda mujer se ha presentado para verificar la historia de que Trump tuvo una aventura amorosa con la estrella porno Stormy Daniels.

Alana Evans, una colega también estrella porno y amiga cercana de Daniels en el momento del romance le contó a The Daily Beast su lado de la historia, corroborando gran parte de lo que ya había salido a la luz sobre el caso Trump-Daniels en su testimonio de primera mano de los eventos.

Evans estaba en el mismo torneo de golf de julio del 2006, donde supuestamente Daniels y Trump se conocieron. Evans se quedó cerca y se encontró con Daniels durante el torneo. Ella dio su cuenta del incidente.

“Stormy dijo que conoció a Donald Trump y luego me contó sobre el torneo de golf y sobre cómo se supone que debería pasar el rato con él más tarde esa noche, y me invitó. Stormy dijo que Donald sabía exactamente quién era y quería conocerla.

Evans no quiso unirse, según su declaración al Daily Beast, pero luego recibió una llamada de Daniels, supuestamente de la habitación del hotel que compartía con Trump. Su recuento de la llamada es escalofriante.

“Stormy me llama … con Donald [Trump] y yo podía escucharlo, y él me está hablando por teléfono diciendo: ‘¡Vamos, Alana, divirtámonos! ¡Vamos a divertirnos un poco! Ven a la fiesta, te estamos esperando”.

Evans no se unió a la pareja esa noche, y parece que no se arrepintió de su decisión. Ella se encontró con Stormy Daniels al día siguiente y obtuvo la historia completa.

“Ella me dice: ‘Todo lo que voy a decir es que terminé con Donald en su habitación de hotel. Imagínalo persiguiéndome por su habitación de hotel con sus apretadas masas blancas. “Yo estaba como, ‘¡Oh, realmente no necesitaba escuchar eso!’ Luego me dijo que le había ofrecido las llaves de su condominio en Florida, y yo estaba como … ‘Wow supongo que pasaste una buena noche’, y esa fue la última vez que hablamos de eso.”

Si aún había alguna pregunta sobre la veracidad de la historia, esta tercera persona parece responderla. Parece que la nave de Trump ha tenido algunas filtraciones. El dinero del silencio ya no mantiene la historia en silencio. Puede que esto tampoco sea lo último que escuchemos al respecto.

A la “pobre” Melania sólo nos queda recordarle aquel otro buen refrán español: “Cásate por la dote, y de tu marido serás un monigote“.