Una Cosa Dice el Borracho y Otra el Cantinero. Si no lo Crees, Pregúntale a Trump y a su Amiguito Kim

El presidente Trump regresó recientemente a Twitter para jactarse de cuán “agradable” le resulta a él el líder de la República Democrática de Corea en un intento desesperado de demostrar al pueblo estadounidense que ha logrado algo en sus misiones diplomáticas, pero la verdad no es algo que lo tenga en alta estima.

“Una nota muy agradable del Jefe de Corea del Norte. ¡Se ha logrado un gran progreso!”

.

.

Aunque a Trump le encanta alardear de cómo se está logrando un “gran progreso“, la verdad es que nada ha cambiado, nada se ha logrado y, de hecho, Corea del Norte se está burlando de Trump y su pandilla de intrigantes ideólogos.

Ayer se supo que Corea del Norte había desechado una reunión con los Estados Unidos sobre la posibilidad de devolver los cuerpos de estadounidenses que habían muerto durante la Guerra de Corea, aunque Trump había dicho previamente que ya habían comenzado a devolver los cuerpos.

Además de eso, el Secretario de Estado Mike Pompeo llegó para una reunión con Kim Jong-un el 6 de julio, pero el líder decidió omitir eso también, y en cambio optó por visitar una granja de papas.

Al ver que el propio presidente Trump se saltó dos reuniones importantes con los líderes mundiales durante la Cumbre de la Otan, no te será difícil notar que las reuniones perdidas son un signo de falta de respeto y una declaración de que no lo toman a uno en serio.

La insistencia de Trump en seguir mostrando esto como una victoria hace obvio que en realidad no le importan ninguno de los temas en juego, ni los cuerpos de nuestros soldados caídos, ni la solución de la crisis nuclear de Corea del Norte.

Lo único que a este degenerado le importa son las ilusiones de su propio éxito y un hueso o dos para lanzar a sus entusiastas fanáticos, que aceptarán literalmente cualquier cosa que él diga al pie de la letra.