Trumpcare Está Muerto. Estados Unidos Feliz. Y Jimmy Kimmel se Hace Viral con su Respuesta

Al escuchar las estruendosas noticias de ayer acerca de que los republicanos están renegando de su esfuerzo de última hora para revocar y reemplazar a Obamacare con el proyecto de ley Graham-Cassidy, el reconocido presentador y comediante Jimmy Kimmel publicó un mensaje que se ha hecho viral en las redes, promovido por todos aquellos que lo apoyaron y ayudaron a fomentar la resistencia contra la medida.

“Gracias a todos los que se levantaron y defendieron a este feliz chico y a sus menos afortunados amigos. Adios Graham-Cassidy”.

.

.

Kimmel se convirtió en la cara no oficial de la resistencia contra el proyecto de ley después de que su monólogo sobre su hijo recién nacido Billy, lo puso en el centro de la atención.

Tras una exitosa cirugía de corazón abierto a la que hubo que someter a Billy en el Children’s Hospital de Los Ángeles, Kimmel pronunció un emotivo discurso sobre las complicaciones de salud y por qué es tan importante asegurar que otros niños puedan recibir el mismo maravilloso cuidado que su hijo en los Estados Unidos.

Durante tres noches seguidas la semana pasada, Kimmel entregó apasionados monólogos implorando a los senadores que consideraran las graves consecuencias de la legislación. En cuanto al senador Cassidy (R-LA), que fue al programa de Jimmy Kimmel y prometió promover su legislación solo si pasaba la “prueba de Jimmy Kimmel” para luego sacar su propia ley que jamás pasaría la prueba, Kimmel le golpeó con un muy diferente tono.

“Deja de usar mi nombre”, exigió Kimmel. “Hay una nueva prueba de Jimmy Kimmel para ti. Se llama la prueba del detector de mentiras”.

.

.

El senador Cassidy, junto con el senador Lindsey Graham (R-SC), introdujo una legislación que no cumple con las “demandas” que el propio Cassidy enumeró. Mientras que el Senador afirmó apoyar la cobertura para todos, que no hubiese discriminación basada en condiciones preexistentes, primas más bajas para las familias de clase media y sin límites de por vida, su nuevo proyecto de ley, por supuesto, no cumplía con ninguna de esas condiciones.

Parece, sin embargo, que los esfuerzos de Kimmel han dado resultados. El Senado ha decidido no proceder con su voto para revocar y reemplazar a Obamacare, en gran parte gracias a la reacción sostenida de millones de personas, provocada por valientes y honrados estadounidenses como Kimmel.