Trump y los Republicanos le Tienen Mucho Miedo a las Mujeres y su Papel en las Próximas Elecciones

El poeta, escritor, héroe nacional de Cuba y poeta de Latinoamérica, José Martí, nos legó una frase que bien vale la pena recordar hoy:

“Las campañas de los pueblos solo son débiles cuando en ellas no se alista el corazón de la mujer; pero cuando la mujer se estremece y ayuda, cuando la mujer tímida y quieta de su natural, anima y aplaude, cuando la mujer culta y virtuosa unge la obra con la miel de su cariño, la obra es invencible”.

Y la recordamos precisamente porque quienes de verdad tienen en sus manos el resultado de las próximas elecciones en EEUU son las mujeres. No por gusto, los republicanos y el propio Trump les tienen tanto miedo.

En Estados Unidos hay muchos tipos despreciables. De hecho, muchos de ellos, por años agazapados, han salido a la luz motivados por el Despreciable en Jefe que con ayuda de los rusos y de un obsoleto Colegio Electoral usurpó la Casa Blanca.

Sin embargo, pocos entre ellos son capaces de provocar tanto asco y de alterar nuestros sentidos con tanta intensidad como el ex Extratega en Jefe de la casa Blanca y líder la muy aberrante Breitbart News, el infame Steve Bannon.

En la nueva edición de su libro “Devil’s Bargain” (Tratos con el Diablo) del periodista Joshua Green, el escritor nos ilusta acerca de cómo el repugnante Sapo cree que “Oprah podría representar una amenaza existencial oara el presidente Trump si decide hacer campaña los demócratas en el 2018“.

Sin embargo, los temores de Bannon van mucho más allá de la gran Oprah, extendiéndose al movimiento #MeToo (Yo También) y la fuerza que están tomando las mujeres antes los abusos que durante siglos han sufrido por parte de los hombres ricos y poderosos.

“El movimiento contra el patriarcado va a deshacer diez mil años de historia”, dijo Bannon a Green. “Miren. Ha llegado el momento. Las mujeres se harán cargo de la sociedad. Y no podrían yuxtaponerse a un mejor villano que Trump. Él es el patriarca”.

“Este es un momento definitivo en la cultura. Nunca va a ser lo mismo de ahora en adelante”, agregó.

Esos comentarios fueron pronunciados inmediatamente después del emotivo discurso de la Winfrey en la noche de entrega de los Golden Globes. Ella dejó muy claro que el movimiento de las mujeres va más lejos que simples protestas casuales o meras inconformidades. Va dirigido a la esencia, a las bases sociales que provocan comportamientos como esos contra los que ellas hoy se rebelan.

Bannon cree que en el 2020 no sólo se enfrentarán los Demócratas y los Republicanos, sino el “Patriarcado contra el Matriarcado“. La figura de Trump representa todo lo negativo y vil que el patriarcado de los poderosos pueda significar.

Mirando la reacción de las mujeres estadounidenses (blancas, negras, asiáticas, mestizas) ante el proceso que hoy lleva a cabo la nación contra un Juez racista, misógino y posible violador de chicas que Trump y los Republicanos quieren llevar a la Corte Suprema, no podemos más que, en este caso específico, dar buena parte de la razón a Bannon.

Las mujeres siempre han jugado un papel crucial en los cambios sociales y las causas de los pueblos adquieren dimensiones inimaginables cuando las anima la fe ardiente y el alma ardiente de las mujeres.

Sigue con tus miedos, repugnante Bannon, que nosotros confiamos en ELLAS. Gracias queridas Madres, Esposas, Hijas, Hermanas, Amigas… Ustedes no sólo nos dan la vida, sino que saben darle un sentido a la vida cuando más se necesita.