Trump Rompió el Silencio Sobre la Recuperación por los Demócratas de la Cámara de Representantes

El presidente Trump, quien, según se informa, estuvo ayer escondido en su oficina durante su “tiempo de trabajo ejecutivo” (viendo televisión y tomando siestas) durante todo el día, finalmente rompió su silencio ante la noticia de que la Cámara de Representantes había caído en manos demócratas.

En un mensaje inusualmente breve, Trump simplemente tuiteó lo siguiente:

Donald J. Trump: “Tremendo éxito esta noche. ¡Gracias a todos!”.

.

.

En el momento de escribir este artículo, los demócratas habían recogido los 23 escaños que necesitaban para reclamar el control de la Cámara. Más de cien mujeres fueron elegidas anoche en una barrida histórica que cambia drásticamente la composición de nuestro Congreso y es el heraldo de una nueva era en la política estadounidense, por lo que el presidente claramente no está contento.

Se puede decir que está muy molesto porque no comentó ninguna de las victorias que él y sus amigos obtuvieron anoche, como aumentar su liderazgo en el Senado o derrotar a los candidatos afroamericanos a gobernador en Georgia y Florida, contra los que él mismo hizo mucha campaña.

En su lugar, es probable que se muestre furioso ante lo que percibe legítimamente como una reprensión nacional de él y de su agenda, y le aterroriza la posibilidad de enfrentarse a una gran cantidad de investigaciones y citaciones demócratas para descubrir qué es exactamente lo que ha estado sucediendo detrás de escena en la Casa Blanca, para no hablar de las elecciones del 2016.