Trump no Respondió el Ultimatum de Stormy, Pero no Contó Con Que el Abogado de Ella lo Golpearía Tan Duro

Parece que el presidente Trump se ha deslizado en aguas muy agitadas de nuevo, en medio de las consecuencias que rodearon su romance con la estrella de cine para adultos Stormy Daniels y el pago de $ 130,000 que recibió a cambio de su silencio.

Recientemente, surgieron informes de que el “Presidente de los Negocios” no firmó el acuerdo de confidencialidad que forzaba a callar a la Sra. Daniels (cuyo nombre real es Stephanie Clifford), lo que la llevó a hablar sobre el presunto romance que llevó a cabo con el presidente mientras que la Primera Dama Melania Trump estaba embarazada de su hijo, Barron.

Dado que sus “habilidades” de negociación son uno de los rasgos más cacareados por Trump, hizo lo que no haría ningún buen negociador: ignoró a su supuesta antigua amante, lo que ahora le está costando mucho.

Uno de los abogados de Daniels le dijo a Bloomberg News que, en un esfuerzo por hablar libremente sobre su tiempo con el Sr. Trump, envió una carta al equipo legal de Trump para devolver los $ 130,000 que había recibido como parte de su orden presidencial. La carta aparentemente no fue reconocida.

El abogado de Daniel, Michael Avanetti, respondió de una manera que seguro va a llamar la atención de Trump, tuiteando al respecto.

“El presidente y el señor Cohen han ignorado intencionalmente nuestra oferta de acuerdo, por lo tanto, han duplicado sus esfuerzos para silenciar a la Sra. Clifford y evitar que le cuente a los estadounidenses lo que sucedió”, tuiteó Avenatti. “Es hora de abrocharse el cinturón”.

.

.

Aparentemente, la carta fue redactada por el mismo Avanetti y dirigida a Michael Cohen, abogado personal de mucho tiempo del Donald. Prometió, en nombre de la Sra. Daniels, volver a enviar el dinero a una cuenta de la elección de Trump y, a su vez, el Acuerdo de no divulgación sería oficialmente nulo.

A Cohen y Trump le fue dado hasta hoy martes 13 de marzo al mediodía para responder a la solicitud.

Su elección de no responder probablemente significa que Daniels seguirá adelante con su demanda contra el mencionado acuerdo. Parece que esta tormenta no pasará muy pronto a la Casa Blanca de Trump.

Pues sí, abróchate el cinturón, pobre aprendiz de presidente. Tus problemas legales recién están comenzando.