Trump es un Tipo Brillante. Ahora Hasta Inventó Una Nueva Frase Para Ensalzar su Reputación

El hombre más poderoso del mundo quiere tu simpatía. Quiere que mires todas las cosas horribles que hizo y dijo, los niños que secuestraron, pusieron en jaulas y mandaron lejos de sus padres, las minorías que ha sido vilipendiadas, la vasta y cruel incompetencia de su administración en general y que luego llegues a la conclusión de que él es, de hecho, la verdadera víctima.

Ese fue el sentimiento -implícito y explícito- cuando Donald Trump se lanzó a Twitter esta mañana para uno de sus infantiles comentarios diarios.

Comenzó mencionando sus grandes éxitos: criticando la falsa “cacería de brujas” y presumiendo de sus logros imaginarios: los recortes de impuestos para los más ricos que logró aprobar, que han disparado el déficit nacional y han logrado poco más que entregar enormes cantidades de riqueza al 1%; su nombramiento de secuaces regresivos e incapaces y depredadores sexuales para jueces, los militares a los que ha faltado al respeto y que usa solo como apoyo político, y los veteranos, cuyo departamento ha confiado de forma corrupta a sus amigos de Mar-a-Lago.

Trump luego hizo la afirmación absurda de que sus calificaciones de aprobación serían de “75% en lugar del 50% que acaba de informar Rasmussen” si se lo tratara de manera más justa.

En realidad, mientras que Rasmussen muestra su índice de aprobación en torno al 50%, en general está cerca del 42%. Además, el único lugar en el que Donald Trump tendría un índice de favorabilidad del 75% es dentro de su propia psique engañosa.

Terminó el tweet acuñando una de sus frases más patéticas hasta la fecha, quejándose del “acoso presidencial“. Por supuesto, no existe tal cosa como el acoso presidencial. Trabaja para el pueblo estadounidense y debe ser responsabilizado por todo lo que hace.

Ciertamente no es acoso señalar que Trump está sembrando las semillas para otro colapso económico o que está reduciendo la reputación de los Estados Unidos en el extranjero a pura basura.

Es como si pensara que podría ser elegido y retirarse a la Oficina Oval para jugar con los códigos nucleares por el resto de su mandato. Tiene un trabajo que hacer, no lo está haciendo, y se le debe decir tantas veces como sea necesario.

Donald J. Trump: “Sin la falsa cacería de brujas de Rusia, y con todo lo que hemos logrado en los últimos dos años (Recortes de impuestos y regulaciones, jueces, Militares, Veteranos, etc.) mi índice de aprobación sería del 75% en vez del 50% que acaba de informar Rasmussen. ¡Esto se llama hostigamiento presidencial!”.
.

.