ford se defendio con hechos

Trump Acaba de Presumir los Nuevos Trabajos de Ford en EEUU. La Respuesta de Ford es Genial

Una vez más, el presidente Trump no quiso dejar pasar la oportunidad de abjudicarse el mérito a un acuerdo negociado bajo el presidente Obama, mucho antes de que él asumiera el cargo, y quepronto se cumplirá.

La Ford Motor Company anunció el martes que invertirá $9 mil millones en instalaciones en los Estados Unidos, incluyendo tres plantas en Michigan que habían perdido muchos empleos y que ahora fabricarán los nuevos modelos Ford Ranger y Bronco.

Buenas noticias para todo el mundo, no hay dudas de ello. Todos vemos en esto una oportunidad de crecimiento para Estados Unidos, excepto Trump que lo vió como un buen motivo para seguir fanfarroneando en Twitter, dándose golpes de pecho e implicando, como de costumbre, que él es el responsable:

“Gran anuncio de Ford hoy. Una gran inversión se va a hacer en las tres plantas de Michigan. Las compañías de autos están regresando a Estados Unidos. ¡Empleos! ¡Empleos! ¡Empleos!”

.

trabajos de vuelta.

¿El único problema? Pues que según la propia Ford:

Aunque Trump se apresuró a tomar el crédito por la inversión, el plan es “consistente con lo que ya habíamos anunciado anteriormente”, dijo Joe Hinrichs, presidente de Ford en las Américas, a NBC News, señalando que los tres proyectos estaban en obras mucho antes de Trump llegar a la Casa Blanca, -el mayor de ellos, con una inversión de $850 millones de dólares en plantas de ensamblaje, aprobado como parte de un acuerdo con el sindicato United Auto Workers Union en 2015. “

Sólo una fracción de la inversión que Ford “anunció” hoy constituye una nueva inversión o creación de empleo. La mayor parte de todo ello es simplemente la confirmación del acuerdo firmado entre Ford y United Auto Workers en 2015, bajo la presidencia de Obama.

En realidad, el 95 por ciento de los US $9 mil millones en inversión de los Estados Unidos es parte del acuerdo de 2015 firmado entre el fabricante de automóviles y la UAW. Sólo $350 millones representan una inversión adicional, y $200 millones se han reservado para un centro de datos, no para instalaciones que crearán el tipo de trabajos manufactureros que Trump prometió a su base.

Trump es el primer presidente en ejecutar una campaña basada en la mentira de que Estados Unidos se había convertido en un “desastre” creado por la persona que él esperaba sustituir, y luego tomar créditos por todos los logros alcanzados bajo la dirección de esa misma persona que tanto criticó.

Una última nota interesante: Muchos de los puestos de trabajo que esta gran inversión de Ford creará no se espera que entren en vigor hasta 2019. A la velocidad que esta Casa Blanca está siendo investigada por posible traición, ¿quién sabe a qué Presidente le corresponderá entonces celebrar la victoria?