Trump Acaba de Obtener su Merecido por Hacer Trampa a los Trabajadores Estadounidenses

En el 2014, el complejo de golf de Trump conocido como National Doral Miami se negó a pagar a The Paint Spot el último pago de $34,863 de un contrato de $200,000 porque la organización Trump pensó que esa pequeña compañía ya había sido “suficientemente pagada“.

Sin embargo, dos cortes han estado en desacuerdo, decidiendo que el contrato legal está por encima de los caprichos de Trump, y ordenaron a la compañía del Presidente a pagar el dinero originalmente adeudado más $250,000 por multas adicionales y honorarios legales.

Después de que Trump no cumpliera con su contrato, la pequeña empresa demandó a su organización. El pasado mes de julio, el juez Jorge Cueto del Tribunal de Circuito dictaminó que esa pequeña empresa había sido reprimida, y Trump rápidamente apeló, citando errores técnicos en un embargo de construcción presentado por la compañía de pintura.

Un tribunal de apelaciones de la Florida ha confirmado la decisión del juez Cueto, afirmando que “Trump no pudo establecer que fue afectado negativamente por el error”.

Mientras que la cifra en dólares aún no se ha confirmado, Daniel Vega, que representa a The Paint Spot por el bufete de abogados Taylor Espino Vega & Touron, dijo que espera que la cantidad siga siendo la misma.

En un caso bastante humillante de intento de recortar los fondos a un contratista, nuestro multimillonario Presidente se avocó a pelear una cuenta que fácilmente podría permitirse pagar sólo por continuar un terrible abuso que ya se ha prolongado por tres años, y todavía quiere seguir apelando. Para un hombre que afirma estar preocupado por los estadounidenses que trabajan, Trump invierte mucho tiempo, dinero y energía tratando de fastidiarlos.

Afortunadamente, al menos en este caso, los tribunales tienen otros planes.