Trump Acaba de Mentir Sobre Obama en su Andanada de Twitter del Domingo en la Mañana

El Presidente Trump comenzó la semana poniendo su inseguridad en exhibición para que todos en América y el mundo la vean, y para que admiren su habilidad para insertar un impresionante alud de mentiras en menos de 140 caracteres.

Trump, que se ha vuelto tan desquiciado por la negatividad que rodea a su presidencia que los empleados lo han visto gritarle furiosamente a la televisión, recibió un pequeño aliciente para su ego esta mañana y de inmediato tuvo que alardear:

“Ya salió la nueva encuesta de Rasmussen, una de las más exactas en la Elección del 2016, y muestra un Índice de Aprobación de Trump del 50%. Eso es más alto que el de Obama”.

.

.

El problema es que casi nada de lo que dijo es cierto.

Rasmussen es un encuestador que se inclina a lo Republicano, desconociendo muchas veces la exactitud. Es cierto que fue una de las pocas empresas en mostrar a Trump liderando el voto nacional el año pasado (+3 de 4 posibles puntos la semana antes del Día de las Elecciones), pero al perder el voto popular en un 2%, eso no los hace precisos. Por el contrario, los hace equivocados.

La mentira más flagrante, sin embargo, es su comparación con el presidente Barack Obama. De hecho, los números de Trump son inferiores a los de Obama incluso en la encuesta que tradicionalmente trata de favorecer a la derecha republicana. En este punto de su presidencia, en este mismo día del 2009, la aprobación del presidente Obama en la encuesta de Rasmussen era del 55%.

La mala noticia para Trump en la encuesta es que, según los republicanos, el encuestador informa que sólo el 31% aprueba fuertemente frente al 42% que desaprueba fuertemente, dándole un sombrío índice de aprobación presidencial de -11.

Incluso si el tweet fuera cierto -y otra vez, no lo es- el hecho de que su ego es tan frágil que se siente obligado a presumir tal carencia de logros es realmente patético.

O en términos que un presidente de tan limitado vocabulario pueda entender: ¡Triste!