Trump Acaba de Revelar la Verdadera y Siniestra Razón de su Posible Perdón a Muhammad Ali

El presidente Trump ha estado conectado últimamente a la onda de perdonar y aunque algunos de los que ha elegido para ayudar lo merecen legítimamente, uno no puede evitar preguntarse por qué un hombre infame por su falta de capacidad para identificarse con otros seres humanos muestra repentinamente algo que misteriosamente aparenta ser compasión

De camino a la cumbre del G-7, un evento diplomático del que seguramente echará pestes, Trump se detuvo para hablar con los periodistas. Promovió la idea de perdonar al legendario boxeador Muhammad Ali, un hombre que ni siquiera necesita un indulto porque la Corte Suprema anuló su condena y porque, además de eso, el presidente Jimmy Carter emitió una amnistía general para quienes se negaron a ir a la guerra de Vietnam.

Cuando se le preguntó sobre su reciente afirmación absurda de que tiene derecho a perdonarse a sí mismo, Trump reveló la razón detrás de sus perdones recientes sin siquiera querer decirlo.

“No, no estoy por encima de la ley. Nunca quiero que nadie esté por encima de la ley, pero los perdones son algo muy positivo para un presidente. Creo que ves la forma en que los estoy usando y sí, tengo el derecho absoluto de perdonarme a mí mismo, pero nunca tendré que hacerlo porque no hice nada malo y todos lo saben”, dijo Trump.

La parte en la que vale la pena centrarse, además de que una vez más afirmó erróneamente que puede perdonarse a sí mismo, es cuando dijo: “Creo que ves la forma en que los estoy usando“. Trump llamaba la atención sobre el hecho de que sus recientes perdones ha sido para personas inocentes o para personas a las que cree que la ley ha casitigado injustamente.

Trump quiere que pensemos que solo usa su perdón para lo bueno, de modo que cuando inevitablemente trate de perdonarse a sí mismo, pueda afirmar que no es más que otra víctima inocente de un sistema injusto. Es un intento de hacer que Estados Unidos asocie a Trump con la justicia. Hay un cálculo profundamente cínico en todo lo que está cocinando en la trastienda de su podrida mente… hasta que accidentalmente nos dio la pista para entender su proceder.

No hace falta decir que no se puede permitir que Trump se perdone a sí mismo, porque el momento en que aceptemos que un presidente excuse sus propios crímenes ese sería el momento en que nos transformaríamos de una democracia a una dictadura.

“Trump sugiere que perdonará a Muhammad Ali, quien fue condenado en 1967 por su negativa a servir en la Guerra de Vietnam, lo que Trump también logró evitar con cinco aplazamientos seguidos. Entonces Trump dice que tiene “un derecho absoluto de perdón”.

.

.