Tribunal Federal Acaba de Derribar uno de los Peores Ataques de Trump al Legado de Obama

El presidente Trump y la agenda republicana de “tierra arrasada” a favor de la contaminación corporativa, recibieron un duro golpe el lunes cuando un tribunal federal ordenó a la administración que continuara aplicando las normas de Obama referentes a  la contaminación del metano.

El Tribunal de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia dictó la sentencia a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) el lunes y le exigió que continuara aplicando un conjunto de reglas que reducen las emisiones de efecto invernadero del gas metano.

La EPA de Trump, bajo el control del negador del cambio climático Scott Pruitt, había intentado previamente retrasar la implementación de las reglas del metano de Obama durante dos años, para favorecer a compañías de combustibles fósiles, cuyas operaciones liberan grandes cantidades de gas a la atmósfera cada año.

Esas reglas evitan que 180,000 toneladas anuales de metano atasquen la atmósfera y “aumentan los ingresos federales entre $3 millones y $13 millones al año porque las empresas pagan regalías sólo por el petróleo y el gas que capturan y almacenan”, según el Washington Post.

Los grupos de presión de las compañías de combustibles fósiles hicieron su ya habitual letanía de quejas sobre las reglas, como si fuera un drástico “abuso de poder federal” que limita su capacidad de hacer millones de dólares, acelerando los cambios drásticos en el clima que trastornarán y transformarán la civilización humana.

El fallo de los tribunales marca otra derrota para un presidente que necesita desesperadamente cualquier tipo de victoria – y una victoria muy necesaria para el medio ambiente estadounidense, que está bajo el asedio de una administración totalmente anti-ciencia, y dependiente de la influencia de las compañías de energía y de combustibles fósiles.