Todos Han Comparado a Trump con Hitler, Pero Chelsea Escogió Enviar un Mensaje a la Nación

Chelsea Clinton acaba de retuitear un clip de un artículo minuciosamente investigado y creíble, escrito por Jelani Cobb en el New Yorker que demuestra cómo las prohibiciones discriminatorias de Trump y la controvertida decisión de poner fin a DACA, tienen similitudes sorprendentes con las políticas favoritas del monstruo genocida Adolf Hitler.

Jacob S. Rugh, profesor asistente de Sociología en la Universidad Brigham Young, publicó originalmente el tweet que Chelsea compartió:

“Poderoso, perturbador, convincente análisis el que hizo Jelani – DACA & la forma en que Hitler elogió la Ley de Immigración de 1924”.

.

.

En el artículo, el Sr. Cobb compara a Trump eliminando DACA con la Ley de Inmigración de los Estados Unidos de 1924, imponiendo cuotas a los inmigrantes de países específicos, y excluyendo totalmente a los inmigrantes de Asia.

La prohibición de viajar a la gente de ciertos países musulmanes parece tener raíces similares. El artículo del New Yorker señala que Hitler citó la Ley de Inmigración como un modelo para sus políticas.

Y Cobb lleva el asunto más allá, diciendo que el mantra de Trump de “Make America Great Again” (Hacer a América Grande de Nuevo) de hecho significa “hacer a América blanca de nuevo“, dado que él procede a implementar una política tras otra, de forma que se acerque a la Ley de Inmigración, a lo que se suma el perdón al muy racista Sheriff Arpaio y el haber llamado a los neonazis en Charlottesville “gente muy buena“.

De una forma u otra, todos han comparado a Trump con Hitler, pero el hecho de que Chelsea Clinton haya decidido compartir el tweet del Profesor Rugh, demuestra no sólo que ella está de acuerdo con la tesis del artículo, sino que quiere enviar un claro mensaje al país: Trump está aplicando políticas que recuerdan algunos de los períodos más oscuros de la historia de Estados Unidos.

Y esa historia tragicamente se extendió más allá de nuestras propias fronteras, inspirando al más odioso dictador genocida de todos los tiempos, Adolf Hitler, el cual declaró explícitamente en su infame libro “Mein Kampf“: “La Unión Americana rechaza categóricamente la inmigración de elementos insalubres y simplemente excluye la inmigración de ciertas razas”. El artículo de Cobb continúa diciendo:

Esto, dijo él, fué lo que su líder hizo al país para preservar la pureza racial a través de la política de inmigración. La Ley Johnson-Reed se mantuvo en gran parte durante cuarenta y un años, hasta que, en medio del ethos democratizador de la era de los derechos civiles, la política de inmigración abandonó completamente la ingeniería racial que la había definido previamente. Este es el mundo que Trump parece estar tratando de resucitar.

Si la misma ideología motiva las políticas de Trump como motivó las de Hitler, entonces debemos aprender de la historia y evitar que pueda repetirse lo que nunca debió comenzar.