Te Encantará Cómo Este Gran Actor Hizo Trizas a la Racista y Lamebotas de Trump, Sarah Palin

El comediante de fama mundial Sasha Baron Cohen ha estado revelando poco a poco su más reciente proyecto durante la última semana, y ha estado poniendoa los conservadores contra la pared con sus travesuras.

La ex candidata a la vicepresidencia y matriarca del Partido del Té, Sarah Palin, se vio obligada a admitir que resultó embaucada por Borat y Ali G, quienes la engañaron para que participara en una entrevista para su serie “What is America” (Qué es América”) para Showtime.

Cohen se disfrazó como un veterano herido en una silla de ruedas con el fin de conseguir que Palin le hablara antes de eventualmente lograr que se volviera loca y abandonara la entrevista por completo.

“Por respeto a lo que me llevaron a creer que sería una discusión reflexiva con alguien que había servido en uniforme, me senté en una larga ‘entrevista’ llena de faltas de respeto y sarcasmo de hollywoodismo, pero finalmente tuve suficiente y literalmente, eliminé físicamente mi micrófono y me fuí, para disgusto de Cohen”, dijo una furiosa Palin en un comunicado.

“La falta de respeto a nuestros militares de EE. UU. y de los estadounidenses de clase media a través de los comentarios extranjeros de Cohen bajo la apariencia de preguntas de entrevista fue perversa. Burlate de políticos y personalidades públicas inocentes, todo lo que quieras, si eso te permite dormir por la noche, ¡pero CÓMO TE ATREVES a burlarte de aquellos que han luchado y servido a nuestro país!

Palin, por supuesto, no tiene motivos para levantar la frente cuando se trata de respeto a los militares, pues bien ha sabido explotarlos por sus propios motivos políticos, especialmente cuando trató de culpar al presidente Obama por la condena de asalto doméstico de su hijo (aunque su hijo probablemente nunca participó en ningún combate) y, de hecho, se alistó mientras George W. Bush era presidente) y ha apuntalado su polémica y misericordiosamente breve carrera política utilizando un superficial culto a las tropas, plagado de nacionalismo blanco.

Si bien no es algo de muy buen gusto suplantar a un veterano herido con fines cómicos, el uso de nuestros veteranos como un garrote político por ambos lados del espectro político y el uso del culto al héroe para desbaratar cualquier tipo de crítica del imperialismo estadounidense o la cantidad obscena de dinero que gastamos asesinando civiles y comprando armas es reprensible e inherentemente fascista.

Ahora quizás muchos puedan querer crucificar a Sasha, pero si lo miras del lado de la justicia, él no se estaba burlando de un veterano. Se estaba burlando de un engendro de mujer que ha utilizado el herísmo de nuestros militares como apoyo para los más sucios, racistas y supremacistas fines. Si alguien le ha faltado el respeto a nuestros militares es ella y el actor quizás los haya reinvindicado.

Nuestro Consejo de Redacción apoya su movida. ¿Y tú?