Según Trump las 3,000 Muertes en Puerto Rico a Causa del Huracán Fueron Inventadas por los Demócratas

Donald Trump ha tuiteado muchas cosas horribles como presidente, que van desde halagos racistas semi velados hasta amenazas de guerra total. Se ha convertido casi en “periódico viejo” comentar sobre ellos.

El mundo lamentablemente ha llegado a esperar que el presidente de los Estados Unidos tuitee como un matón cruel e intolerante y opta por desconectar la gran mayoría de sus estúpidos garabatos digitales.

Pero hoy lanzó un mensaje a sus 54 millones de seguidores que, sin ningún rastro de hipérbole, puede llamarse fácilmente su peor tweet hasta la fecha.

Trump se llegó a Twitter y negó que 3.000 personas hubiesen muerto en Puerto Rico a causa de los huracanes que asolaron esa isla el otoño pasado. La estimación oficial de las muertes apenas llega a los 3.000, y muchos atribuyen la muerte trágica a la preparación fallida, insuficiente y tardía de la administración Trump y los esfuerzos de socorro posteriores.

Donald J. Trump: “3000 personas no murieron en los dos huracanes que azotaron a Puerto Rico. Cuando abandoné la isla, DESPUÉS de que la tormenta había golpeado, tenían entre 6 y 18 muertes. Con el paso del tiempo no subió por mucho. Luego, mucho tiempo después, comenzaron a reportar números realmente grandes, como 3000 … “

.

.

Donald J. Trump: “… Esto fue hecho por los Demócratas para hacerme quedar tan mal como sea posible cuando estaba recaudando con éxito miles de millones de dólares para ayudar a reconstruir Puerto Rico. Si una persona moría por alguna razón, como la vejez, simplemente lo agregaban a la lista. Mala política. ¡Amo a Puerto Rico!

.

.

El martes, Trump cometió críticas por llamar a los esfuerzos de su administración en Puerto Rico “increíblemente exitosos“. Ahora, ha llevado su iluminación a un nivel tan bajo como atroz, al afirmar que cuando visitó la isla, el cálculo de las muertes era entre 6 y 18.

Trump afirmó que después de un “largo tiempo” la estimación se convirtió en “cifras realmente grandes como 3000“. Culpó a los demócratas por inflar los números para hacerlo “quedar mal” y dijo que era “mala política“.

Si bien no es lo mismo que la negación del genocidio, el mecanismo y la intención son los mismos. Está intentando simplemente borrar las muertes innecesarias de miles de estadounidenses inocentes porque la verdad es políticamente inconveniente para él.

Por supuesto, no es coincidencia que muchos de los fallecidos sean hispanos de color, un grupo demográfico que Trump dejó en claro que él ve como inferior. Al negar sus muertes, Trump transmite el calro mensaje de que no importan y que nunca importaron como seres humanos.

Si bien esa táctica de negación era inevitable para un presidente que regularmente rechaza la realidad para sus propios fines, sigue siendo sorprendente ver que realmente suceda.

Trump ha hecho una grave ofensa a los difuntos y está socavando el dolor de los sobrevivientes y las familias de las víctimas. Esto, quizás más que cualquier otra cosa que haya hecho, muestra que Trump no es apto para el cargo.

No solo está dispuesto a dejar que los estadounidenses mueran, está dispuesto a encubrir esas muertes para proteger su propia imagen.