Se Calienta el Enfrentamiento Entre Parkland y la NRA. Ahora Acaba de Intervenir la Universidad de Harvard

Los adolescentes supervivientes de los tiroteos escolares de Parkland, Florida ahora están amplificando sus voces en un nivel completamente nuevo. La Universidad de Harvard ha invitado a los estudiantes afectados a hablar en un evento llamado “NUNCA MÁS: Cómo los estudiantes de Parkland están cambiando la conversación sobre las armas“.

Los estudiantes de Marjory Stoneman Douglas High School, Emma Gonzales, David Hogg y Cameron Kasky, entre otros, estarán presentes en el evento para hablar sobre su experiencia como defensores del control de armas a raíz de la tragedia.

Los estudiantes sobrevivieron a un ataque en su escuela secundaria, donde un pistolero de 19 años abrió fuego con un rifle AR-15, matando a 17 estudiantes y miembros de la facultad.

El incidente ha provocado un furioso debate sobre el control de armas, y esta puede ser la primera vez que la indignación ha llegado a ser lo suficientemente fuerte y ha durado lo suficiente como para mover las agujas.

Los estudiantes han estado hablando en las redes sociales y a través de medios más tradicionales, mientras se muestran en los edificios gubernamentales en el Capitolio del Estado de la Florida y en Washington, DC para mostrar a los políticos que piensan en serio.

El control de armas de sentido común sigue siendo un objetivo difícil de alcanzar debido al poder de la NRA, especialmente en Florida, donde la organización cuenta con algunos de sus grupos de presión más poderosos.

Sin embargo, a pesar de enfrentar una batalla cuesta arriba y desafíos vociferantes de la NRA y sus partidarios, los sobrevivientes de Parkland se han negado a desistir de las llamadas a prohibir los rifles de asalto, elevar la edad mínima para la tenencia de armas a 21, y más evaluaciones de salud mental y chequeos de antecedentes.

El evento está programado para el 20 de marzo, solo unos días antes de que los estudiantes marchen sobre Washington, con marchas vinculadas planeadas en todo el país para pedir una reforma de armas de sentido común.

La administración de Trump ha presentado planes para estudiar la posibilidad de tomar medidas para hacer que las escuelas sean más seguras, incluyendo armar a los maestros e instaurar más atención respecto a la salud mental y revisiones. Los estudiantes dicen que esto no es suficiente y continuarán luchando.