embajador ruso

Se Acaba de Comprobar: Otros Dos Colaboradores de Trump se Reunieron Secretamente con los Rusos

Un día después de que ya fuera confirmado que el Procurador General Jeff Sessions había hablado con el embajador ruso Sergey Kislyak, después de afirmar bajo juramente que jamás se había reunido con los rusos, un reporte de USA Today revela que al menos otros dos miembros del Equipo de Trump hablaron también con el embajador en una conferencia diplomática vinculada con la Convención Nacional Republicana.

Lo que J. D. Gordon y Carter Page hablaron con el embajador es aún desconocido. Si bien no es inusual que los miembros de un equipo administrativo hablen con diplomáticos del mundo en ese tipo de eventos, las noticias contradicen los múltiples reclamos – veinte, de hecho – que el Presidente Trump ha hecho insistiendo en que su gente nunca ha tenido contactos con los funcionarios que representan al gobierno ruso.

Gordon, que gestionó el Comité Asesor como Director de Seguridad Nacional de Trump, dijo que la reunión había sido “informal“, al igual que sus otras “interacciones con docenas de otros embajadores y diplomáticos de alto nivel en Cleveland.”

Page, un miembro de ese mismo equipo de seguridad nacional, se negó a decir lo que discutieron escudándose en “reglas de confidencialidad“, limitándose a afirmar que “yo no he tenido conversaciones sustanciales con él.”

La declaración de Page confirma realmente que los dos hablaron, convirtiendo los reclamos de la administración Trump en mentiras comprobables.

Page dejó la campaña de Trump durante el verano, después de que se descubrió que él dio un discurso en Moscú a principios de julio, criticando la política exterior de Estados Unidos en cuanto a sus sanciones contra Rusia.

Mientras que los funcionarios siguen insistiendo en que nada ilegal se llevó a cabo, el mero hecho de su insistencia en negar la existencia de los contactos resulta alarmante y puede esconder una potencial traición.

No les ayuda tampoco en su caso, que ninguno de ellos está dispuesto a discutir lo que incluyeron las conversaciones, y se han aparecido con un insólito caso de amnesia, que está sólo echando más leña al fuego de la especulación sobre la legalidad de los encuentros.

La Casa Blanca se niega a responder a las preguntas directas acerca de las reuniones o del por qué ellos han negado que esos encuentros tuvieron lugar, frente a la creciente evidencia que demuestra lo contrario.

Este fue un evento de cuatro días con decenas de embajadores y cientos de asistentes“, dijo la Casa Blanca en una declaración escrita de su Oficina de Comunicaciones. “No hubo ninguna interacción sustancial, e insinuar lo contrario es profundamente deshonesto.

Casi media docena de miembros del personal de campaña o de la administración de Trump ya se han vinculado directamente a los funcionarios rusos, todos los cuales se niegan a discutir más a fondo sus interacciones. Michael Flynn, ex asesor de Seguridad Nacional de Trump renunció en medio de acusaciones de que él se ofreció para levantar las sanciones de la administración Obama contra Rusia. Ahora, muchos en el Congreso, entre ellos la senadora Nancy Pelosi (D-CA), han pedido la renuncia inmediata de Sessions.

Tanto Flynn como Sessions dijeron al Congreso, bajo juramento, que dichas reuniones no tuvieron lugar. El presidente Trump ha continuado negando que las reuniones ocurrieron, mintiendo directamente al pueblo estadounidense y al Congreso.

Con la evidencia de la traición que no para de seguir acumulándose, todos intentan adivinar cuánto tiempo más el presidente Trump puede contener las mareas de su juicio político de destitución.