Ruega, se Arrodilla, se Retrata Delante del Fundador del Partido Comunista de Viet Nam. Y no Logra Nada

El viaje de Trump a Asia no le fue tan bien como él esperaba, sino que fue tan malo como predijeron todos sus críticos razonables. Y sobre todo, no cumplió con lograr los acuerdos comerciales bilaterales que había prometido forjar con las naciones de Asia-Pacífico.

Todos ellos están involucrados en la Asociación Trans-Pacífico, de la cual Trump retiró sin ceremonias a los Estados Unidos, dejándonos en el limbo, en lugar de involucrarnos con una de las regiones económicas de más rápido crecimiento en el mundo.

Con su dura charla comercial hecha jirones, el “Presidente de los Negocios” se esforzó por encontrar algo, cualquier cosa que de la que pudiera alardear como una victoria para sus seguidores. Bloomberg informa que Trump engañó y rogó al primer ministro vietnamita, Nguyen Xuan Phuc, que comprara más equipamiento y armas militares estadounidenses para su país. El presidente estaba molesto porque Vietnam estaba comprando gran parte de su equipo militar extranjero a Rusia.

No sabemos si esa es la causa por la que Trump accedió a tomarse esa foto que ves en nuestra portada delante del busto de Xo Chi Ming, el creador del Partido Comunista vietnamita.

Según los informes, Trump le dijo a su equipo que una venta rápida de armas mejoraría sus índices de aprobación y lo ayudaría con su eventual candidatura a la reelección. Es una información inquietante y muestra que Trump está más preocupado por su propia popularidad que por construir relaciones sólidas con naciones extranjeras en nombre del pueblo estadounidense.

Prefiere apresurar un trato que tomarse el tiempo y el trabajo de campo para lograr algo significativo. Sin embargo, no es de extrañar que el incompetente presidente Trump no haya podido cerrar el trato y se haya ido de Asia sin ningún acuerdo importante sobre armas nuevas.

Este vergonzoso incidente es solo la última prueba de que Trump no es el negociador que pretende ser. Toda la imagen que percibimos de su persona es una fabricación de la “televisión de realidad”, creada originalmente para ayudar a vender tragamonedas publicitarias, y luego adaptada para convencer a una gran parte del electorado estadounidense a que votara por él.

Ahora que está en la Casa Blanca, estamos viendo cuán descalificado está para dirigir la nación más poderosa del mundo. Está destruyendo nuestras relaciones con naciones extranjeras, y su idiotez retórica y sus decisiones económicas causarán un daño duradero.

Cuanto antes lo saquemos de la oficina, mejor será el mundo entero.

– – – – – – – – – – – –  –

Pa.Paa

Para regalarnos un LIKE (Me gusta) en DIARIO LATINOAMERICANO, por favor CLIC AQUÍ.

Para regalarnos un LIKE (Me gusta) en TOTAL HISPANO, por favor CLIC AQUÍ.

Alberto Pereira

Escritor. Autor. Especialista en Politología.