REVELADA. La Horrible Bronca Telefónica Entre Macron y Trump. Bien Por el Francés

No contento con ser despreciado por la mayoría del pueblo estadounidense, el presidente Trump se ganó una nueva ola de disgusto con su reciente decisión impulsiva de imponer aranceles rígidos sobre el acero y el aluminio importados, los cuales golpearon duramente a nuestros aliados europeos.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, llamó a Donald Trump la semana pasada para tratar de razonatr con él, y desafortunadamente para todos nosotros, no funcionó.

Donald Trump es famoso por su escasa recepción a las críticas de cualquier tipo, y parece que la ira de Macron contra los aranceles chocó con el presidente, según la CNN.

Simplemente malo. Fue terrible. Macron pensó que sería capaz de decir lo que pensaba, basado en su relación. Pero Trump no puede soportar ser criticado así“, dijo una fuente frustrada de la Casa Blanca, que permaneció en el anonimato para proteger su identidad.

Las declaraciones públicas previas de Macron sobre los aranceles del Presidente habían dejado en claro que estaba furioso con la decisión:

“Esta decisión no solo es ilegal, es un error en muchos puntos. Es un error porque responde a un desequilibrio mundial que existe de la peor manera a través de las fragmentaciones y el nacionalismo económico”, continuó la declaración, y Macron agregó que “si este tipo de cosas afectara nuestras relaciones, habría sido el caso desde el primer día, cuando decidió abandonar el acuerdo de París (clima).

Prefiero decir las cosas directamente y no a través de la prensa; y le diré lo que te estoy diciendo, que son mis convicciones, las que él ya conoce”.

Si eso es lo que Macron está dispuesto a decir a los medios, uno solo puede imaginar lo que se dijo en privado cuando los dos líderes impulsados ​​por el ego chocaron.

Donald Trump está alienando constantemente a nuestros aliados más cercanos y preparando el escenario para más conflictos y más inestabilidad económica con sus impetuosas guerras comerciales.

Además de eso, es el trabajador estadounidense el que sufrirá más a medida que los precios al consumidor suban y cientos de miles de puestos de trabajo sean destruidos por empresas que preferirán enviar a sus trabajadores y sus familias a la pobreza en lugar de aceptar cualquier golpe a su ganancias.

Al menos alguien está dispuesto a derramar agua fría sobre el presidente y darle la merecida regañina que necesita escuchar. Rodeado de “hombres-sí” y aduladores, el presidente se ha acostumbrado a llamar a todas las críticas “noticias falsas“, pero acaba de descubrir de mala manera que otros líderes no están dispuestos a tolerar eso.

Reynaldo Gómez Zamora

Licenciado en Ciencias Políticas. Analista e Investigador.