Republicanos Vinculan DACA con Posible Cierre del Gobierno. Así Pretenden Liderar la Nación

El Congreso regresa hoy lunes luego de Acción de Gracias, para enfrentarse a una inminente crisis, mientras tienen solo unos días para resolverla. A menos que 60 senadores acuerden un proyecto de ley de Presupuesto Federal para el 8 de diciembre, la nación enfrentará otro cierre gubernamental similar al que los republicanos ya obligaron al país durante las administraciones de Clinton y Obama.

Teniendo en cuenta que obtener 60 votos para el presupuesto significa que los republicanos necesitarán la cooperación de al menos ocho demócratas, además de toda su bancada, esto significa que deberán ceder en al menos ciertas cosas frente a sus oponentes para evitar una interrupción masiva de servicios gubernamentales esenciales.

Durante una presentación en el Estado de la Unión de CNN ayer, el Senador Lindsey Graham (R-SC) insinuó uno de los posibles acuerdos que los Republicanos pueden estar dispuestos a negociar para mantener a flote al gobierno, cuando sugirió que el Senado debería incorporar una extensión del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) como parte del proyecto de ley de gastos.

“Creo que la mayoría de los estadounidenses quieren que estos chicos de DACA tengan una vida más segura. Hagámoslo en diciembre, hagámoslo por el bien del país, ocupémonos de muchos problemas al mismo tiempo para mostrarle al país que realmente podemos funcionar”, dijo Graham.

Mientras Graham ha estado trabajando con el senador demócrata Dick Durbin en revivir el “DREAM Act” para ofrecer un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños, la mayoría de los republicanos del Senado han ignorado el tema o han tratado de no mezclarlo con la batalla presupuestaria.

CNN le preguntó a Graham si creía que el impasse sobre el proyecto de presupuesto conduciría a un cierre del gobierno y él respondió:

En el Congreso, todo es posible. Creo que sería triste perder esta oportunidad“, agregó en referencia al compromiso de DACA.

Desde que el presidente Trump rescindió la orden ejecutiva original del presidente Obama sobre la política de DACA, el Congreso ha tenido una ventana de seis meses para aprobar la legislación para volver a implementar sus disposiciones.

Esa ventana termina en marzo, pero si los republicanos están dispuestos a dejar que el gobierno cierre en lugar de tratar de resolver el espinoso problema de la inmigración que es tan controvertido con su base, realmente habrán demostrado su completa incapacidad para gobernar esta nación.

Puedes ver abajo los comentarios de Graham:

.

.