Republicanos del Congreso Utilizaron el Reciente Tiroteo para Agarrarse Más Dinero del Contribuyente

El impacto del reciente tiroteo, que dejó 5 víctimas heridas, incluyendo al representante Steve Scalise (R-LA) que se encuentra en estado crítico, está empezando a desaparecer. Los clichés, las expresiones de preocupación y la solidaridad bipartidista que proviene de ambos lados del espectro político, están empezando a dar paso a la acción, aunque no al tipo de acción que todos esperábamos.

En lugar de abordar las lagunas en las leyes sobre la venta de armas de nuestra nación, o debatir la polarización de nuestra política y los desajustes en nuestro discurso, la primera prioridad para los miembros del Congreso a raíz de la tragedia del miércoles, es asegurarse de echarle mano a más fondos de los contribuyentes para aumentar su propia seguridad.

“Los legisladores están presionando para que se les permita usar los fondos de los contribuyentes para aumentar la seguridad en sus hogares personales y durante eventos en sus distritos”, según un informe del Washington Post. “El líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy (R-Calif.) reconoció que el asunto había sido planteado, pero dijo que no se ha resuelto. “Esa es una cuestión que hemos estado viendo”, dijo al Post.

Los demócratas no se han opuesto directamente a ese propósito, pero están empujando una versión más modesta del mismo. Nancy Pelosi (D-CA), líder de la minoría de la Cámara de Representantes, dijo al periódico: “Hay discusiones acerca de que tal vez, al menos cuando una gran multitud de legisladores se reuna, en una práctica, en un picnic del congreso, ese tipo de cosas. Y aún cuando los líderes no estén allí, sí garantizar que haya algún policía presente”.

La violencia armada ha crecido hasta proporciones epidémicas en ciudades como Chicago, y los tiroteos en masa, ya sean ejecutados por los supremacistas blancos, o extremistas islámicos, o individuos trastornados, se han vuelto trágicamente frecuentes.

Es sorprendente que el Congreso controlado por los republicanos tenga la disposición a reforzar su propia seguridad inmediatamente después después de un tiroteo donde sus miembros fueron victimizados -usando los fondos de los contribuyentes en eso- mientras ante incidentes similares que victimizan a los estadounidenses promedio casi cada año ellos se mantienen en total silencio y siguen siendo lacayos serviles de la Asociación Nacional del Rifle.

La solicitud de más seguridad es comprensible y prudente. El momento es inconcebible.

 

Luis Iglesias

Más de una década colaborando con diversos medios. Politólogo.