Reportes Revelan Que el FBI Recuperó Grabaciones Incriminatorias de la Oficina del Abogado de Trump

CNN informa que el FBI confiscó grabaciones secretas del abogado de Trump, Michael Cohen y del abogado de California que representaba a la estrella porno Stormy Daniels y a la Playmate Karen McDougal.

Este informe sobre las grabaciones secretas de Cohen de conversaciones sobre el trato secreto con el abogado de Beverly Hills, Keith Davidson, sobre múltiples “David Dennisons” (supuesto pseudónimo de Trump), podría ser una violación criminal del estricto consentimiento que se requiere por las leyes de privacidad de California para grabar las conversaciones.

Michael Cohen estuvo involucrado en al menos tres acuerdos de dinero de silencio con el cliente de “Davidson”, el tercero de los cuales fue revelado ayer a nombre del recaudador de fondos nacional del RNC, Eliott Broidy, que acaba de renunciar a su puesto.

CNN informa:

La fuente dijo que Cohen registró algunas llamadas que tuvo con el abogado Keith Davidson, quien en ese momento representaba tanto a Daniels como a McDougal. Davidson ya no representa a ninguna mujer.

“El abogado Davidson nunca aceptó ninguna grabación de sus conversaciones con el Sr. Cohen. Si de hecho existen, al abogado Davidson le habrían sido violados todos sus derechos legales bajo la ley “, dijo Dave Wedge, vocero de Davidson.

Otra fuente le dice a CNN que en al menos una conversación entre los dos hombres, “Cohen estaba siendo inusualmente simplista, como si tuviera puntos que estaba leyendo para intentar verse bien. Estaba tratando de aclarar la línea de tiempo de los acuerdos hechos con Davidson a favor de (Cohen) “.

El código penal 632 de California establece que es un delito castigado con hasta un año en una prisión del condado por grabar una llamada telefónica que se presume confidencial sin el consentimiento de todas las partes.

Esto crea una responsabilidad legal potencialmente criminal en el estado de California“, dice el abogado de California Ben Meiselas de la firma de abogados Geragos & Geragos en Los Ángeles, cuando le preguntamos sobre una hipotética llamada telefónica desde Nueva York a California para una negociación sobre acuerdos de no divulgación.

“Michael Cohen finalmente puede hacer que el infame caso del temido solucionador de Hollywood Anthony Pellicano, que ahora está en la cárcel por escuchas telefónicas y extorsión, parezca como pequeñas patatas”, dice Meiselas, quien representa a Colin Kaepernick en su demanda contra la NFL.

La aparición de las cintas secretas de Michael Cohen es una reminiscencia de los cargos interpuestos contra la antagonista de Whitewater Linda Tripp, quien fue acusada de escuchas telefónicas para obtener las cintas de Lewinsky utilizadas en una acusación de alto nivel al presidente Clinton. Su caso criminal fue abandonado.

Pero Cohen grabó en secreto a un abogado, no a un interno de la Casa Blanca de 23 años.

Ahora, todo lo que Keith Davidson tiene que hacer para lograr que Cohen sea sometido a otra investigación criminal es presentar una queja ante la fiscalía del condado de Los Ángeles.

Peor aún, las cintas probablemente tendrían un valor mínimo para Cohen o Trump en su propio litigio civil, ya que la evidencia obtenida ilegalmente generalmente es inadmisible en los tribunales, excepto como evidencia en un caso criminal por escuchas telefónicas.

“Para alguien que presume estar calificado para ejercer la abogacía en el estado de California”, dice el abogado Meiselas de California, “Michael Cohen no demuestra ni siquiera una competencia básica en las leyes de privacidad del estado”.

Y para colmo de sus males, el Presidente no puede perdonar un delito estatal.