El Reconocimiento a Obama Que Trump Jamás Podrá Tener. Y por un Gobernador Republicano

Los partidarios de Trump en Illinois deben estar echando pestes o planeando mudarse a otro estado, luego de que su gobernador republicano, Bruce Rauner, firmó un proyecto de ley el viernes, declarando el 4 de agosto como una nueva fiesta estatal, el Día de Barack Obama.

La ley 55 del Senado, que designa el cumpleaños del ex presidente como feriado estatal, fue aprobada por ambas cámaras de la legislatura de Illinois sin un solo voto disidente.

El nuevo día de fiesta se ha “designado para honrar al 44vo presidente de los Estados Unidos de América que comenzó su carrera en el servicio público precisamente en Illinois, en el senado del estado, y luego representando al estado en el senado de los Estados Unidos, y dedicó su vida a proteger los derechos de los estadounidenses, construyendo puentes entre las comunidades”.

El nuevo día de fiesta es estrictamente conmemorativo, lo que significa que los bancos permanecerán abiertos, y nadie obtendrá un tiempo de trabajo obligatorio pagado fuera del trabajo, sino que será tratado como un “día de reconocimiento y celebración“.

“Estamos muy orgullosos de que el presidente haya salido de Illinois. Creo que es increíble, y creo que debemos celebrarlo”, dijo el Gobernador.

La petulancia de Trump, sus intentos de dividir cada vez más el país, su desprecio por los que no tienen millones de dólares, su misoginia, supremacismo, ignorancia e irrespeto por los más sagrados valores de América nunca le ganarán un reconocimiento así, al menos jamás en el corazón  del pueblo americano.

Con Illinois demostrando tal aprecio bipartidista para el presidente Obama, uno puede esperar solamente por el día en que el resto del país trate al último presidente competente que hayamos tenido, con el tipo de respeto y la gratitud que él sin duda merece.