racistas

Racistas que Aterrorizaron el Cumpleaños de una Niña Negra Acaban de Recibir su Merecido

Dos de los acusados de Georgia fueron condenados colectivamente a 35 años por invadir la fiesta de cumpleaños de una niña afroamericana mientras agitaban armas y banderas confederadas.

Kayla Rae Norton, de 25 años, y José Ismael Torres, de 26 años, eran parte de una caravana denominada “Respetar la Bandera” compuesta por más de una docena de camionetas cargadas de banderas confederadas, las que habían estado manejando borrachos a través de dos condados de Georgia. Gritaron insultos raciales a conductores negros y al menos en una ocasión se acercaron a un motorista negro con una pistola.

Muchas personas buenas en el condado de Paulding los vieron como lo que realmente son“, dijo el juez del Tribunal Superior William McClain antes de dictar la sentencia. “Donde quiera que iban, los centros de llamadas del 911 se inundaban de llamadas”.

El grupo finalmente arrivó a la fiesta de cumpleaños que le celebraban a una niña afroamericana de 8 años de edad. Los miembros de la caravana afirmaron que uno de los asistentes a la fiesta les había arrojado un objeto a sus camionetas.

Un miembro del grupo sacó una escopeta y apuntó a las víctimas“, dijo en un comunicado el Fiscal de Distrito del condado de Douglas, Brian Fortner. “Utilizaron insultos raciales y amenazaron con matar a algunos de los asistentes a la fiesta. Incluso amenazaron con matar a los niños que estaban en la fiesta. Este es un comportamiento tal, que incluso los partidarios de la bandera confederada deben estar de acuerdo en que es un crimen y no debe ser permitido “.

El ataque se produjo a menos de un mes después de que Dylann Techo asesinó a nueve afroamericanos en una escuela en Charleston, Carolina del Sur.

McClain condenó a Torres a 20 años, de ellos 13 obligatorios en la cárcel; mientras que Norton recibió 15 años, con seis a servir en prisión. Ambos serán expulsados definitivamente del condado de Douglas después que cumplan sus sentencias. A otros dos miembros de la caravana se les dió cuatro años y dos años por su participación en el evento, y a los que estuvieron “mínimamente involucrados” se les obligó a hacer horas de servicio comunitario.

Tanto Torres como Norton sollozaban abiertamente durante la sentencia.

Acepto la responsabilidad por lo que he hecho“, dijo Norton, frente a algunas de sus víctimas mientras se asfixiaba en lágrimas. “Lo que les sucedió a ustedes es absolutamente terrible. De madre a madre, no me puedo imaginar tener que explicar lo que esa palabra significa”.

.

Este artículo fué originalmente publicado en Inglés por Nathan Wellman, un escritor y periodista de Los Angeles, en US Uncut.