Prominente Reportero del New York Times Expone la Verdad Sobre la “Pobre” y “Engañada” Melania Trump

En un cautivador artículo de opinión en The New York Times, Charles M. Blow ofreció una visión sorprendente y única de la posición de Melania Trump en medio de la saga de Trump-Stormy Daniels en curso.

Según Blow, “Melania sabía exactamente el tipo de hombre que estaba adquiriendo“.

Blow describe las circunstancias que llevaron al matrimonio de Donald y Melania, el hecho de que él tomó el número de Melania en una fiesta de la Semana de la Moda de Nueva York mientras estaba en una cita con otra mujer. No es algo que haya hecho sobre una base de honestidad.

Según Blow, “Él también está en el proceso de divorciarse de Marla Maples, su segunda esposa, con quien tuvo una aventura mientras aún estaba casado con su primera esposa, Ivana Trump“. En otras palabras, su fidelidad era notablemente tenue, en el mejor de los casos.

Poco después de proponérsele a Melania en la Gala Met en abril del 2004, apareció la infame cinta “Access Hollywood“, en la cual se puede escuchar a Trump alardear sobre atacar sexualmente a las mujeres, agarrarlas y besarlas sin su consentimiento.

.

.

Cuando eres una estrella te dejan hacerlo. Puedes hacer cualquier cosa“, dijo.

Alrededor de ese tiempo, Blow también delinea el otro comportamiento sórdido y las palabras de Trump, incluida una aparición en un programa de Howard Stern en el que parecía comerse con los ojos a su propia hija, Ivanka. Estas no son las acciones de un hombre con integridad o restricción.

Poco después de que su hijo, Barron, naciera en marzo de 2006, surgió el caso Stormy Daniels, que, según Daniels, continuó “hasta bien entrado el año 2007“.

“Y a pesar de todo, Melania se ha quedado. Entonces, ese es su matrimonio. Claramente tienen algún tipo de comprensión, alguna elasticidad emocional, o dependencia financiera, que está más allá de mi comprensión”, escribe Blow.

Blow concluye describiendo el daño que Trump ha causado unilateralmente incluso en el corazón de los movimientos #MeToo y #TimesUp, seguido de un llamado a la acción para reclamar algo de decoro, honor y carácter en una nación que parece haberlo perdido todo en medio de la confusión que es la administración Trump.

“Sí, ha habido algunas renuncias políticas, pero principalmente entre personas que han confesado sus pecados. Pero entre los hombres como Trump que niegan las acusaciones, poco se ha hecho. De hecho, Trump se ha habituado a defender a tales hombres, usando la contundencia de sus negativas como prueba de inocencia. El propio Trump ha sido acusado de conducta sexual inapropiada por 19 mujeres.

América, esto no se trata de partidismo; esto es sobre principio. Cada uno de nosotros debe proclamar que esta situación se ha acabado, que las mujeres importan, que sus voces y sus historias importan, que el decoro, el honor y el carácter son importantes”.

Puedes leer todo el informe AQUÍ.