Predicción de Experto Constitucional: Sólo de Imaginarlo Revive la Esperanza

Philip Bobbitt, un respetado teórico constitucional y profesor de derecho en la Universidad de Columbia, hizo una predicción sobre cómo Trump va a reaccionar ante la crisis constitucional provocada por la decisión de su hijo mayor de tener una reunión con una abogada vinculada al Kremlin durante la Campaña.

Bobbitt predijo que Trump dimitirá. Hacerlo, señala él, es “la más probable posibilidad” para evitar que Donald Trump Jr. sea procesado. Sólo de imaginarlo, a la mayoría de los estadounidenses regresa la esperanza de poder salir cuanto antes de los Trump. Ya después habrá que ver cómo nos la arreglamos con Pence y el resto de la camarilla, pero los Trump fuera, sería un gran primer paso.

Según un estruendoso informe de la semana pasada, Donald Trump Jr. respondió a uno de los correos electrónicos donde le ofrecían información “comprometedora” sobre Hillary Clinton antes de las elecciones, escribiendo “si es como usted dice, a mí me encanta”, demostrando efectivamente la colusión entre la campaña Trump y Rusia.

Trump, por su parte, negó haber tenido conocimiento alguno de la reunión, a pesar de que su gerente de campaña, Paul Manafort, y su asesor principal, Jared Kushner, también estuvieron presentes.

Según un editorial en el Evening Standard, Bobbitt, que ha servido como asesor especial de cada Presidente desde Lyndon B. Johnson, excepto Nixon, hasta George W. Bush y Trump, escribe:

“Independientemente de los objetivos políticos de [Trump], ha estado claro por mucho tiempo que la creación de una dinastía – habiendo destruido las dos dinastías políticas reinantes en la última campaña – es su mayor objetivo. La renuncia, tan remota como parece ahora, bien podría ser una elección que el Presidente haría para salvar a sus hijos de ir a la cárcel, y a sí mismo de futuras acusaciones”.

El profesor de derecho fue más lejos aún para explicar la base sobre la cual el mismo Trump probablemente sería destituido si decidiera no renunciar.

“Al determinar que el jefe del FBI, James Comey, deseaba continuar en su puesto, el Presidente llegó peligrosamente cerca de violar la constitución cuando dijo que “pensaría en ello”, y planteó el tema de que Comey no siguiera con la nvestigación de Rusia.

De hecho, la oferta de tal soborno dió lugar a uno de los cargos en el juicio político de Richard Nixon cuando se alegó que ofreció una promoción judicial a un juez por un trato favorable en la corte”.

Al dar a su yerno, Jared Kushner, y a su hija, Ivanka Trump, puestos en la Casa Blanca, y a sus dos hijos, Eric y Donald Trump Jr., el control de la Organización Trump, Trump ha mostrado lealtad a los miembros de su familia.

Puede muy bien ser que esta misma lealtad sea la que finalmente lleve a la administración Trump a ponerse de rodillas. Aunque la renuncia no salvaría el legado de Trump, por lo menos puede mantener a su familia fuera de la prisión, y a los Trump lejos de la Casa Blanca.

 

Luis Iglesias

Más de una década colaborando con diversos medios. Politólogo.