Pobrecito Trump. El ex Director de la CIA le Aguó la Fiesta y Demostró la Profunda Hipocresía Republicana

El presidente Trump gritó con orgullo cuando el senador Richard Burr (R-NC) anunció que el Comité de Inteligencia del Senado, que él preside, aún no ha encontrado pruebas concluyentes de “cualquier cosa que sugiera que hubo una colusión entre la campaña de Trump y Rusia“, al menos basada en hechos que el comité ha reunido hasta la fecha.

Mientras el homólogo demócrata de Burr en el comité, el senador Mark Warner (D-VA), respetuosamente no está de acuerdo con esa conclusión, diciendo que “no voy a llegar a ninguna conclusión hasta que terminemos la investigación. Y todavía tenemos un número de los testigos clave que deben regresar“-, pero Trump envió su tweet de victoria prematura, no obstante.

Donald J. Trump: “El Senador Richard Burr, Presidente del Comité de Inteligencia del Senado, acaba de anunciar que después de casi dos años, más de doscientas entrevistas y miles de documentos, no encontraron NINGUNA COLUSIÓN ENTRE TRUMP Y RUSIA. ¿Alguien realmente está sorprendido por esto?”.
.

.

En realidad, todo el mundo está realmente sorprendido por esta conclusión sobre la falta de connivencia, dada la cantidad de agentes de la campaña de Trump que se han declarado culpables o han sido condenados debido a las acusaciones de investigaciones por separado del abogado especial Robert Mueller sobre el asunto.

Ahora, el ex director de la CIA, John Brennan, uno de los críticos más acérrimos de Trump, se refirió a la afirmación del senador Burr de que la investigación del senado no encontró “evidencia directa” de una conspiración entre el presidente y el Kremlin, y dijo que la declaración de Burr no provenía en realidad del ámbito del comité de inteligencia.

Brennan le dijo a Nicolle Wallace, de MSNBC, que solo al equipo de Mueller se le ha asignado la tarea de determinar si la defensa abierta de Trump de una agenda en coincidencia perfecta con la política exterior del presidente de Rusia, Vladimir Putin, pretende “elevarse al nivel de conspiración criminal” y ” si [la campaña de Trump] violó la ley “.

“Sé que el Comité de Inteligencia del Senado salió y dijo que no encontraron pruebas directas de conspiración criminal”, dijo Brennan, “pero ese no es el [trabajo] del Comité de Inteligencia del Senado”.

Brennan pareció decepcionado de que el comité del Senado no reconociera las maquinaciones de la connivencia que dice que “sucedió a simple vista“.

“¿Cómo respondió el gobierno?”, preguntó Brennan, antes de enumerar una serie de posibles preguntas que el comité debería haber contestado. “La comunidad de inteligencia, la comunidad policial, ¿qué podemos hacer para prepararnos mejor en el futuro para evitar que los rusos interfieran en las elecciones?”

“Estas son las cosas que deberían estar haciendo nuestros comités del Congreso”, explicó, “pero las investigaciones criminales deben dejarse en manos del Departamento de Justicia, el FBI y el abogado especial”.

Nicolle Wallace describió la respuesta de Brennan a sus preguntas sobre el reclamo de exoneración del presidente como una “bomba de la verdad” lanzada por el ex director de la CIA sobre la idea errónea que los medios de comunicación y el público en general podrían haber obtenido de la declaración de Burr y del tweet de Trump, como si eso significase que “Donald Trump fue absuelto de colusión por el Comité de Intel del Senado“.

Brennan continuó explicando por qué considera que la investigación del Comité del Senado es inadecuada para la tarea de determinar cualquier posible conducta criminal del presidente y su personal.

“El Comité de Inteligencia del Senado no tiene las herramientas de investigación, las capacidades y los poderes para citaciones y la capacidad de obtener registros financieros y otros tipos de cosas que tiene el abogado especial”, respondió Brennan. “Entonces, sí, entrevistaron a varios testigos. Sí, miraron muchos documentos. Sí, hablaron con la comunidad de inteligencia. Pero eso no significa que hayan llevado a cabo una investigación criminal. Una vez más, eso es lo que están haciendo el abogado especial y el FBI. Tenemos que separar los dos “.