Periodista de CNN Apunta Directamente a la Relación de Trump y el Supremacismo Blanco

La semana pasada, Jim Acosta de CNN se convirtió en blanco de la ira conservadora cuando tuvo la audacia de defender el histórico significado de la Estatua de la Libertad en la esencia americana, durante una conferencia de prensa en la que el muy racista ayudante de la Casa Blanca, Stephen Miller, justificó las restricciones migratorias propuestas por el presidente Trump.

Ahora, Acosta está responsabilizando a Trump por la violencia supremacista blanca de ayer en Virginia, que dejó un muerto y otros 19 heridos en Virginia.

Antes de la conferencia de prensa de Trump, Acosta señaló claramente al movimiento anti-social que hizo que Trump resultase electo el año pasado:

“Estas son las consecuencias de empoderar a los supremacistas blancos que buscan ser considerados como parte de la “derecha” estadounidense. Ellos sólo están vendiendo odio”.

.

.

Sin embargo, expresó la esperanza de que Trump se levantase por encima de la política e hiciera lo que es correcto:

“Este es el momento que Trump puede aprovechar para desechar sus prédicas intimidatorias para siempre. Es hora de condenar a los neonazis y a los supremacistas blancos en términos inequívocos”.

.

.

Sin embargo, Trump no se creció en absoluto. No puso a la razón sobre la política y al país sobre su narcisismo habitual. Él se aferró a su base racista y, de una no tan velada manera, dio su aprobación tácita al odio racial que continúa plagando a nuestra nación.

Acosta lanzó aún otros dos tweets, cuidadosamente tratando de permanecer apolítico, pero claramente consternado por la vergonzosa falta de liderazgo e integridad de nuestro Comandante en Jefe. Todos deberíamos estarlo:

Trump: “Condenamos en los términos más enérgicos posibles esta flagrante manifestación de odio, fanatismo y violencia en muchas partes, en muchas partes”.

“Tomen en cuenta que el Presidente utiliza el término “muchas partes”. Habiendo tenido la oportunidad, no condenó a estos supremacistas blancos y neonazis por su nombre”.

.

.

.

Gracias Jim. Esto es lo que todos los POLÍTICOS de nuestro país deberían estar haciendo ahora mismo: llamando las cosas por su verdadero nombre. Responsabilizando a Trump y sus secuaces por la escalada del supremacismo blanco en nuestro país. Sólo nuestra respuesta enérgica y unida podrá evitar una debacle.

Alejandro García

Investigador del Instituto de Macrotendencias Políticas. Periodista. Blogger.