No te Canses Aún de Omarosa, Porque Tiene Algunas Revelaciones “Interesantes” del tal Trump

Las bromas sobre el estado mental del presidente Trump y su aparente, pero cada vez más notable declive nos llegan por docenas en estos días, no porque así salgan más baratas, sino porque el Anaranjado da pie a un enorme número de ellas cada día.

Sin embargo, esas bromas ya no resultaron tan graciosas cuando la ex empleada de la Casa Blanca, Omarosa Manigault, reveló en su libro que ella había encontrado al presidente de los Estados Unidos “comiendo papel en su escritorio“, según el Washington Post.

“A principios del 2017, Omarosa dice que llevó a Michael Cohen, entonces abogado personal de Trump, a la Oficina Oval para una reunión con Trump, y vio al presidente masticando una hoja de papel mientras Cohen abandonaba la oficina. Otro funcionario de la Casa Blanca confirmó que Manigault Newman trajo a Cohen a la Casa Blanca y luego fue reprendida por ello. Los dos siguen en contacto, según personas familiarizadas con la relación.

“Lo vi poner una nota en su boca. Como Trump siempre tuvo fobia a los gérmenes, me sorprendió que pareciera estar masticando y tragando el papel. Debe haber sido algo muy, muy sensible”, escribe en su libro.

El hecho de que esta acusación no pueda descartarse inmediatamente es una acusación irrecusable a la capacidad de este país para elegir a sus líderes. ¿Cómo alguien inventaría algo así? No es gracioso. Hay tanto que decir de Trump, ¿por qué decir eso? ¿Será porque es la verdad?

El comportamiento cada vez más irracional del presidente, las declaraciones sin sentido que hace una y otra vez durante sus mítines, la forma en que calumnia a otros con sus palabras, su insistencia en que el avión caza F-35 es literalmente invisible… en fin, todas las señales indican que algo muy malo está sucediendo en el cerebro del presidente, y no es solo el racismo, el narcisismo y la misoginia.