MUY FUERTE: El Video Que Ellos no Quieren Que Veas Sobre un Libro Que Ellos no Quieren Que Leas

.

TRANSCRICIÓN:

La mayoría de la gente cree que el sueño americano se está marchitando y que solo está disponible para unos pocos. Y están en lo cierto. Pero hay una causa oculta de la que pocos están conscientes y que convierte al capitalismo estadounidense en un mito.

Aquí está la verdadera causa de la desigualdad de la que nadie está hablando. El 71% de nosotros creemos que el sistema económico está amañado. Y tanto Donald Trump en la derecha, como Bernie Sanders en la izquierda, obtuvieron un apoyo ardiente en las elecciones del 2016 con esta afirmación.

América ha pasado de ser un mercado abierto y competitivo a una economía en la que compañías muy poderosas dominan industrias clave que afectan nuestra vida diaria. Dos corporaciones controlan el 90% de la cerveza que beben los estadounidenses, cuatro aerolíneas dominan el tráfico aéreo, cinco bancos controlan más de la mitad de los activos bancarios de la nación, Google controla más del 90% de las búsquedas en línea y Facebook tiene más del 70% de todo el tráfico de redes sociales .

La competencia se está muriendo en los Estados Unidos. Y el capitalismo sin competencia no es capitalismo. Está sucediendo en la mayor parte de la economía. Desde los nacimientos hasta las muertes, desde hospitales hasta servicios funerarios, y en casi todas las industrias tenemos la ilusión de elegir, pero para la mayoría de las decisiones críticas, solo tenemos una o dos compañías.

Esto se llama concentración de la industria. Un estudio realizado por Gustavo Grullon en Rice University reveló que el 75% de las industrias en los Estados Unidos se han concentrado más en los últimos 20 años. Está en todas partes.

La diálisis de riñón, los lentes para leer, los hospitales, los seguros, la producción de carne y la agricultura. La lista de industrias con jugadores dominantes es interminable.

Hoy nos encontramos viviendo en una segunda Edad Dorada. En la década de 1980, el presidente Reagan relajó las pautas para las fusiones y en cada década desde entonces hemos tenido una oleada de fusiones y adquisiciones, cada una más grande que la anterior.

Las principales empresas de tecnología (Google, Amazon, Apple, Facebook y Microsoft) han adquirido más de 500 empresas solo en la última década. Al mismo tiempo, la Comisión Federal de Comercio y el Departamento de Justicia no han llevado los casos antimonopolio contra empresas, porque se centran en lo que se conoce como el estándar de bienestar del consumidor.

Mientras las compañías afirmen que su fusión reducirá los precios para los consumidores, está permitida. El único problema es que en el 95% de los casos, los precios en realidad aumentan después de una fusión. Esto se debe a que cuando la competencia se aleja, las empresas se convierten en creadores de precios y dictan lo que pagas por sus bienes o servicios.

Todos los días el estadounidense promedio transfiere un poco de su sueldo a monopolistas y oligopolistas. Si te estás preguntando por qué la desigualdad es tan alta, es porque los ricos son dueños de las principales carreteras de la vida estadounidense y todos los demás deben pagar por usarlas.

La desigualdad es un síntoma, no la enfermedad. La verdadera enfermedad es la concentración de la industria. Esto es importante para todos y las apuestas no podrían ser más altas. La consolidación de la industria ayuda a explicar por qué el crecimiento económico es anémico a pesar de los trillones de dólares de la deuda federal y la impresión de dinero, por qué ha disminuido el número de nuevas empresas y por qué los trabajadores están perdiendo con salarios más bajos.

Necesitamos una aplicación vigorosa de la ley antimonopolio para devolver a Estados Unidos a un período en el que la competencia creaba un mayor crecimiento económico, más empleos, salarios más altos y un campo de juego nivelado para todos.

Algunos senadores ya han comenzado a actuar. La senadora Amy Klobuchar de Minnesota presentó un proyecto de ley denominado Ley de Prevención de la Consolidación y la Promoción de la Competencia para ampliar la aplicación de la ley antimonopolio.

Este proyecto de ley también tiene el apoyo de los republicanos, como el senador Mike Lee de Utah. La Ley de Capitalismo Responsable de la Senadora Elizabeth Warren tiene como objetivo reformar el gobierno corporativo al obligar a que el 40% de los puestos en la junta directiva sean elegidos por los trabajadores, entre otras medidas. El senador electo republicano Josh Hawley de Misuri quiere perseguir a las grandes compañías de tecnología y pedirles cuentas.

Este será un tema clave de las elecciones de 2020 y esperamos que nuestro libro “El mito del capitalismo: los monopolios y la muerte de la competencia” te ayude a informarte, a educarte y a motivarte para la acción.

Es hora de restaurar la competencia y promover una economía que FUNCIONE PARA TODOS.

Puedes obtener más información en www.mythofcapitalism.com.

.

Nota: Este video fué publicado inicialmente por la Página the Facebook Now This Election.  Luego fué publicado por NeoCitizens.com y la transcripción y negrillas son de este último sitio.