Más de 100 Miembros del Congreso Están Presentando una Demanda para Detener los Sobornos Extranjeros de Trump

Aunque la administración de Trump ha sido desastrosa para los Estados Unidos y sus aliados, está resultando ser una ganancia inesperada para los negocios de Trump. El dinero ha venido inundando sus establecimientos alrededor del globo mientras que las corporaciones y los gobiernos extranjeros tratan de obtener el favor con el presidente.

La Organización Trump también ha admitido que no cumplirá las promesas anteriores de rastrear los beneficios obtenidos de gobiernos extranjeros.

Politico informa que un grupo de demócratas en la Cámara y el Senado se están moviendo para presentar una demanda contra Trump, alegando que está violando la Cláusula de Emolumentos de la Constitución.

La cláusula prohíbe a los presidentes aceptar regalos o pagos de otros países. Trump no ha podido vender sus intereses empresariales o ponerlos en una entidad “ciega”, en lugar de asignar a sus hijos para que dirijan las empresas. Esa decisión ha abierto la puerta para que los países extranjeros influyan directamente en la Casa Blanca.

Ahora es un asunto sencillo para estas naciones gastar cantidades desmesuradas de dinero en los negocios de Trump, que a su vez pueden informar a Trump, quien puede entonces otorgar a los países de los clientes tratamientos preferenciales o modelar la política de los Estados Unidos para beneficiarlos.

Numerosos hoteles y restaurantes privados ya han presentado quejas, afirmando que los gobiernos extranjeros están ahora haciendo caso omiso de sus establecimientos a favor de los de Trump.

Los demócratas se unen para el plan de demanda para presentarlo en las próximas semanas. Hasta ahora, 78 diputados demócratas y 25 senadores demócratas han apoyado la idea.

“Casi no ha habido litigio en esto desde que se estableció la Constitución … porque nadie ha violado esta disposición de la forma en la que creemos Trump lo ha hecho”, dijo el diputado Jerry Nadler, uno de los demócratas que lidera la demanda. “Este presidente tiene grandes intereses comerciales y no se ha despojado de los mismos. Y el resultado es que si vas a un hotel Trump, estás poniendo dinero en el bolsillo personal de Trump. Y no hay nada malo en eso, excepto si eres un gobierno extranjero”.

Trump ha traído una incomparable avalancha de corrupción al 1600 de Pennsylvania Avenue [dirección de la Casa Blanca – Nota del Ediitor].

No tiene absolutamente ninguna idea de cómo gobernar con competencia y parece estar haciendo dinero ilegalmente a costa de su presidencia. No hay absolutamente ninguna excusa para un comportamiento tan reprensible.