Los Republicanos Usaron Esta Fuente para Desacreditar a los Acusadores de Moore, pero Hay un Problema

Uno de los cargos más devastadores contra la credibilidad de el Washington Post después de que sacó la historia del candidato al Senado de Alabama, Roy Moore, con una chica de 14 años, provino de un usuario de Twitter que dice ser Doug Lewis, usando la cuenta @Umpire 43.

Su afirmación de que el Washington Post le pagó a la acusadora mil dólares por hablar sobre Moore, sin ninguna prueba real, -y a pesar de las obstinadas negativas del muy respetado periódico-, y que había estado en contacto con un fiscal de distrito de Alabama, el Servicio Secreto y otros, han sido esgrimidos en numerosas ocasiones por los partidarios del candidato republicano, así como por los medios de comunicación republicanos y de derecha, los bloggers e incluso los medios de comunicación alternativos como Alex Jones de InfoWars.

O sea, uno de estos imbéciles echa a andar un rumor falso, y detrás van los malvados lobos (a veces disfrazados de ovejitas), repitiendo como papagayos.

Por mucho que los defensores de Moore quieran que esto sea cierto, hay un problema. Ahora hay bastante evidencia de que Lewis no existe en realidad, informa BuzzFeed, pues @Umpire43 puede ser un bot ruso o ucraniano.

David Weigel: “La persona atacando a mi periódico respecto a la historia de Moore no puede recordar cuántas estrellas púrpuras tiene supuestamente”.

Samir S. Bhala: “También cometió un error de sintaxis, uno muy peculiar que podría ser muy común al traducir del Rusp al Inglés”.

.

.

El error de sintaxis es particularmente interesante. En su tweet, @Umpire43 coloca el signo de dólar a la derecha de la cifra 1,000, no a la izquierda como haría cualquier estadounidense. Poniéndolo a la derecha es cómo se usaría ese símbolo para la moneda en Rusia y en otros países.

Tan pronto como entró en el centro de atención, @Umpire43 desapareció, lo que también es sospechoso.

Hoy, decenas de Tweets anteriores de @Umpire43 fueron borrados, y a pesar de los esfuerzos de varias organizaciones de noticias, no hay pruebas de que Doug Lewis realmente exista y sea estadounidense.

El servicio de noticias de BuzzFeed ha estado investigando, pero no puede verificar la identidad de Lewis / Umpire43.

“La persona no ha publicado ningún enlace a un perfil de redes sociales personales”, informa BuzzFeed, “no tiene una foto personal y no ha respondido a una solicitud de información”.

“Un hombre llamado Doug Lewis”, agrega el informe de BuzzFeed hoy, “que vive en la ciudad de Florida que figura en el perfil del usuario le dijo a BuzzFeed que no tiene cuenta de Twitter”.

La cuenta Umpire43 ha sido utilizada antes para publicar noticias falsas, incluyendo un informe de que hay pruebas de que el certificado de nacimiento del presidente Obama es falso, y en respuesta a un tweet del presentador del programa de televisión Charlie Handler afirmó hace días que el tirador de iglesias de Texas era miembro de Antifa, y que Antifa está patrocinado por demócratas, todo lo cual ha sido probado repetidamente como algo totalmente falso.

Luego está su información personal. @ Umpire43 dice ser un veterano de la Marina de 22 años que ha ganado múltiples medallas por su servicio, pero el número de medallas cambia de tweet a tweet, e incluso así, pues no tiene sentido.

 

Otra persona verificó los registros de este veterano de la Marina con todas las medallas y tampoco hay indicios de que alguna vez haya existido allí.

 

Luego hay problemas sobre su edad si él realmente existe.

 

La esposa de Moore, Kayla, según BuzzFeed, afirma que ella y otros estaban “reuniendo pruebas de que se pagaba dinero a las personas que se presentarían” mientras se preparaban para entablar una demanda. Moore hizo el mismo reclamo en una entrevista con Sean Hannity en Fox el viernes pasado.

Ni él ni su esposa han proporcionado evidencia“, informa BuzzFeed, señalando que Kayla Moore no respondió a su pedido de un comentario.

Se abrió una solicitud a la campaña de Moore de BuzzFeed pero no hubo respuesta.

A medida que el número de acusadores y la pila de evidencia contra Moore aumenta, su credibilidad continúa cayendo, y los únicos que aún lo apoyan son sus amigos, republicanos desesperados y cómplices de su iglesia, que están protegiendo no solo a Moore sino a sus propios secretos sobre la tradición entre los miembros masculinos de la congregación de buscar a las adolescentes como esposas, para que puedan ser moldeadas en su visión de una compañera de ayuda.

Si Moore tiene pruebas de que no persiguió a esas jóvenes, o que en realidad no fue expulsado de un centro comercial por molestar a las niñas, o que el Washington Post mintió cuando dijo que no pagaba la historia que publicó, el tiempo se le está acabando para proporcionar una prueba de su inocencia.

Hasta entonces, todo indica que es culpable como el infierno, y se apresura a cubrir su sucio y desagradable camino hasta este punto fingiendo ser piadoso e inocente, cuando en realidad es un político hipócrita y mentiroso que es una vergüenza para su estado y para su Partido.

Luis Iglesias

Más de una década colaborando con diversos medios. Politólogo.