La Policía de Dallas Que Mató a un Hombre Negro en su Apartamento Acaba de Ser Acusada Por un Gran Jurado

Si bien algo así a menudo es demasiado elusivo en los Estados Unidos, parece que se hará justicia para al menos un policía asesino.

La ex oficial de policía Amber Guyger de Dallas fue acusada de asesinato recientemente por un gran jurado, en relación con el asesinato de Botham Jean, de 26 años, en su propio apartamento en un caso de brutalidad policial que dejó a la nación indignada.

Guyger afirma que creía que Botham era un intruso y que había abierto la puerta de su propio apartamento, que se encuentra un piso debajo del apartamento de Jean, pero dos declaraciones contradictorias emitidas por Guyger y la Policía de Dallas, que hizo todos los esfuerzos posibles para asegurarse de que ella tuviera tiempo de contar su historia directamente, -esperaron tres días enteros antes de pasar el arresto para que lo hiciera la policía estatal-, indican que aquí hay algo más.

“En la orden de arresto, se dice que Jean estuvo al otro lado de la habitación. En la orden de registro, él respondió a la puerta”, informa the Roots. “También vale la pena señalar que la orden de arresto no incluye las declaraciones de ninguno de los vecinos, algunos de los cuales dijeron que escucharon una confrontación en la puerta antes de que le dispararan a Jean”.

Originalmente, Guyger dijo que ella pensaba que el apartamento era el suyo y que la puerta estaba cerrada con llave, pero luego argumentó que la puerta estaba abierta y sin llave, una afirmación de que las pruebas de los mecanismos de cierre automático de las puertas de los apartamentos parecieron desacreditar.

Junto con las afirmaciones del abogado de la familia Jean, S. Lee Merrit, de que el vecino de abajo, había presentado varias quejas por ruido contra el apartamento de Botham Jean, podemos ver que esto se parece mucho menos a un “accidente” y más a una oficial de policía descontenta abusando de su poder y asesinando a un hombre negro porque él la incomodó.

Guyger fue despedida de la policía de Dallas, pero aún tiene que enfrentar a la justicia por sus crímenes.