La Pelosi se la Hizo Buena: Golpeó a Trump Donde Más le Duele y le Canceló su Show Televisivo

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-CA), acaba de pedir al presidente Trump que posponga su discurso sobre el Estado de la Unión, a menos que el gobierno vuelva a abrir esta semana para asegurar el evento.

La nueva y muy experimentada vocera tuiteó su “solicitud” esta mañana, aunque no es realmente decisión de Trump de seguir adelante con el discurso en horario estelar originalmente programado para el 29 de enero, si ella decide volverlo a programar debido al cierre del gobierno del Presidente.

Sin duda, Pelosi entiende que Donald Trump está desesperado por hablar en la televisión nacional durante una hora, en el horario de máxima audiencia, sin cortes, que tradicionalmente se transmite en todas las redes, y sin verificaciones de hechos ni anuncios en tiempo real.

Pero la líder demócrata explicó que el problema es una declaración de la propia Secretaria de Seguridad Nacional de Trump, Kirstjen Nielsen, que designa el evento como un Evento Nacional de Seguridad Especial que requiere “todos los recursos del Gobierno Federal para ser apoyado“, y que no se puede lograr sin los trabajadores que están actualmente suspendidos.

Nancy Pelosi: “Hoy, escribí a Donald Trump recomendando que demoremos el estado de la Unión hasta que el gobierno vuelva a abrir, ya que la Secretaria Nielsen, la líder de la agencia federal para la seguridad, enfrenta su vigésimo sexto día sin financiamiento”.
.

.

CNN le preguntó al Representante de la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes Steny Hoyer (D-MD) qué significa la carta de Pelosi, y su respuesta fue enfática.

John Berman: “JUSTO AHORA:” El estado de la Unión está suspendido”.
.

.

El dañino Cierre de Gobierno de Trump comenzó después de que el Senado, liderado por el Partido Republicano, votara a favor de aprobar un paquete presupuestario presentado por el Jefe de Estado Mayor Interino del Presidente en su nombre, que incluía solicitudes de fondos de seguridad fronteriza por 1,600 millones de dólares, pero las estaciones de radio racistas de derecha, como la de Ann Coulter, le aconsejaron que pida más dinero para “El Muro“.

Ahora, Trump está en una encerrona política y los republicanos están renunciando totalmente a su responsabilidad de gobernar y de aprobar el proyecto de ley de financiamiento del Senado, cuando el líder del Partido Republicano del Senado, Mitch McConnell, se negó a permitir una votación de piso por segunda vez ayer.

Además de mantener el cierre del gobierno cada semana, el senador McConnell se mantiene fuera de la vista pública y sin expresar palabra alguna, al tiempo que hace todo lo que el presidente quiere.

Ahora, el cierre del presidente está a punto de cancelar la única cosa que a Donald Trump le importa más que a cualquier otra cosa en este mundo: mucha televisión nacional en horario de máxima audiencia en todas las redes para arrojar sus mentiras.

Eso significa que la audaz carta de la oradora Pelosi para cancelar el discurso sobre el estado de la Unión podría convertirse en la paja proverbial que rompe la espalda del presidente en su sueño de financiar “El Muro”.