La ex Novia de Mark Judge Acaba de Sonar las Alarmas Acerca del Posible Encubrimiento del FBI a Kavanaugh

Cuando el Comité Judicial del Senado anunció que pospondrían la votación sobre la confirmación de Brett Kavanaugh hasta que el FBI llevase a cabo una investigación, muchos estaban preocupados de que la investigación no fuera más que un intento vacío de apaciguar a los demócratas y darle al proceso una apariencia de respetabilidad antes de aprobarlode todos modos.

Ahora, un nuevo informe de The New Yorker indica que nuestros miedos estaban bien fundados. Varias personas han intentado contactar al FBI con información sobre el comportamiento de Kavanaugh en la universidad y la escuela secundaria, pero el FBI no está atendiendo sus llamadas.

Elizabeth Rasor, ex novia del supuesto cómplice de Kavanaugh en el intento de violación Mark Judge, ha estado tratando de ponerse en contacto con el FBI para dar una declaración jurada sobre una historia en la que él y sus amigos se turnaron para tener relaciones sexuales con una chica borracha incapacitada, pero el FBI aparentemente no está sinteresado.

La abogada de Rasor, Roberta Kaplan, dice que “ha dejado en claro repetidas veces al Comité Judicial del Senado y al FBI que le gustaría tener la oportunidad de hablar con ellos … No hemos recibido una respuesta sustantiva”.

The New Yorker informa que “ella siente la obligación cívica de decir lo que sabe … Pero la única respuesta que recibimos son correos electrónicos que dicen que nuestros correos electrónicos han sido ‘recibidos'”. En un momento dado, ella dijo, un oficial del FBI sugirió que intente llamar a una línea telefónica de 1-800.

Debra Katz, la abogada de la acusadora más prominente de Kavanaugh, Christine Blasey Ford, dice que ella tampoco ha sido contactada por lel FBI, a pesar de que las alegaciones de su cliente formaron la base de toda la investigación en primer lugar.

Además, uno de los compañeros de Yale de Kavanaugh recuerda haber oído una historia que él cree que es “100% idéntica” al relato de Deborah Ramírez sobre Kavanaugh de exponerse y restregarle su miembro en la cara en una fiesta de borrachos, pero el F.B.I. lo pasó de oficina en oficina hasta que finalmente dejó un mensaje en una línea de sugerencias.

“Pensé que iba a ser una investigación, pero en cambio parece que es solo una coartada para que los republicanos voten por Kavanaugh”, dijo el compañero de clase.

Una vez más, parece que la fe en la integridad del FBI se ha perdido. Si esto es cierto, significa que el FBI podría estar saboteando activamente su propia investigación para evitar llegar a conclusiones desagradables o inconvenientes que podrían dañar las perspectivas de confirmación de Kavanaugh.

No es así como se supone que la justicia funciona.