La Comparación que Hace ex Secretario de Defensa de Obama Sobre la Crisis de Corea es Escalofriante

Donald Trump está jugando al juego del pollo nuclear con Kim Jong-Un. Es una apuesta peligrosa e innecesaria inspirada en su grosero ego, y las fichas con las que están apostando, son nada menos que los millones de vidas inocentes que se perderían en ese caso.

Los estadounidenses que crecieron libres de la paranoia nuclear de la era soviética se están reintroduciendo al mismo temor al que las generaciones anteriores estuvieron sometidas.

Es repugnante, y todo se deriva de la incapacidad de Trump de resistirse a morder la carnada que le ha puesto el pavo real de Corea del Norte. En lugar de ignorarlo y trabajar para lograr el progreso real en la región a través de otros medios, Trump responde a cada amenaza dictatorial con un ataque verbal igualmente explosivo.

Ahora, Leon Panetta, ex Secretario de Defensa y Director de la CIA para el presidente Obama, ha puesto en evidencia al temerario guerrillero que hay dentro de Trump. La ha llamado “la crisis más grave” que los Estados Unidos han enfrentado desde la Crisis de los Misiles de Cuba:

Blitzer: “No recuerdo haberlo visto a usted antes de esa manera tan emocional, indignado posiblemente…”

Panetta: “Estoy preocupado… Esto no es un juego”.

.

.

La advertencia de Panetta es desalentadora. La idea de que Estados Unidos se encuentre en una situación similar a la que se encontró en plena Guerra Fría debería darle a todos – partidarios y detractores de Trump – una pausa para reflexionar y tomar acción.

La crisis de los misiles de Cuba puso al mundo al borde del abismo nuclear, y las más grandes mentes políticas del mundo se comprometieron a no llegar jamás hasta esos límites de nuevo. Por eso la comparación de Panetta no es un simple juego de palabras. Es el reconocimiento de una peligrosa realidad, que unos no ven por deconocimiento, y otros por irresponsabilidad.

La crisis de Corea del Norte es grave. Muy grave. Necesitamos a un JFK, pero en lugar de eso, aquí estamos, atorados con el Donald.

 

Luis Iglesias

Más de una década colaborando con diversos medios. Politólogo.