La Bestia Acaba de Atacar a Otra Senadora y de Nuevo Enarbola su Estúpida Incomprensión del Cambio Climático

Recién ayer, el presidente juró que estaba trabajando más duro que cualquier otro presidente antes que él, y luego pasó toda la tarde en Twitter, gritando sobre las cosas que había visto en la televisión digital y atacando a sus rivales políticos en una muy clara demostración de inseguridad.

Su último tweet apuntó a la senadora Amy Klobuchar de Minnesota, quien volteó cabezas ayer en la tarde, cuando durante su discurso en exteriores para el anuncio de su campaña presidencial, una tormenta de nieve la rodeó.

Kyle Griffin: “Amy Klobuchar lanza la candidatura presidencial para 2020: “Como su presidente, los miraré a los ojos, les diré lo que pienso y me concentraré en hacer las cosas. Eso es lo que he hecho toda mi vida. Y pase lo que pase, dirigiré desde el corazón”.
.

.

Con la intención de mostrarle a la nación lo dura que ella es y de enfatizar sus credenciales en el Medio Oeste, Klobuchar habló sobre la importancia de luchar contra el lobby de las armas y el cambio climático para convertirse en la quinta mujer que se postula para la Oficina Oval en el 2020, y Trump, completamente incapaz de tolerar cualquier desafío por parte de una mujer, inmediatamente tomó Twitter para repetir uno de sus temas de conversación favoritos y para burlarse de Klobuchar por su anuncio.

Donald J. Trump: “Bueno, volvió a pasar. Amy Klobuchar anunció que se postula para la presidencia, hablando con orgullo de combatir el calentamiento global mientras se encuentra en una ventisca virtual de nieve, hielo y temperaturas heladas. Mal momento. Al final de su discurso de ella se parecía a un muñeco de nieve (mujer)!
.

.

Es más que exasperante ver al presidente promover esta narrativa absurda y deliberadamente engañosa que confunde el papel que desempeña el cambio climático en la exacerbación de eventos climáticos extremos de todo tipo, incluidos los eventos tanto fríos como calientes.

El examen más superficial de los gráficos de temperatura global deja claro que el planeta se está calentando y que la continua negación de esa realidad por parte del Presidente es una amenaza existencial para la capacidad de nuestro mundo de sostener la civilización humana como la conocemos.

La forma en que fue “un mal momento” no se verifica en absoluto, pero está claro que Trump está cada vez más preocupado a medida que el campo de los retadores se expande a un ritmo notable.

Por lo menos, esta vez logró no hacer bromas sobre el genocidio, aunque dado que él y sus amigos condenarían a millones de refugiados climáticos a la muerte sin dudar un segundo, es difícil ver eso como cualquier tipo de argumento.