Ivanka lo Hizo Mejor, Pero Humilló a su Padre en Ese Gran Día

En vez de enviar un mensaje de felicitación a los padres estadounidenses, o al menos un mensaje amable y bonito a sus hijos, Donald Trump utilizó el Día del Padre para -con su tono característico de siempre- enviar tweets auto felicitándose por sus “logros“.

Ivanka hizo un mejor trabajo recordando el día de fiesta, aunque avergonzó a su padre en el proceso, quien seguramente esperaba de su hija consentida algún gesto de adulación y amor incondicional que acariciara su inmenso ego.

Mientras ella tuiteó un mensaje a su marido, Jared Kushner, omitió convenientemente cualquier mención a su propio padre en tan señalado día.

“¡Feliz Día del Padre! Gracias Jared por amar, animar y enseñar a nuestros hijos (y a mí) cada día. ¡Te amamos mucho!”

.

.

El presidente, por su parte, poco hizo para reconocer el día de fiesta por completo, optando en su lugar por celebrarse a sí mismo, tuiteando:

“La agenda de HACER AMÉRICA GRANDE DE NUEVO va muy bien, a pesar de la distracción por la Cacería de Brujas. Muchos nuevos puestos de trabajo, el entusiasmo por los recortes masivos en las regulaciones, 36 nuevos proyectos de ley firmados, una renovada Secretaría de Justicia, ¡mientras la Infraestructura, el Cuidado de la Salud y los Recortes de Impuestos están en marcha!”

.

.

Y remató con una gran mentira, ignorando que a esa altura de su Presidencia, el índice de aprobación de Barack Obama, según la propia encuesta de Rasmussen, era del 55%:

“La nueva encuesta de Rasmussen, una de las más exactas en la Elección del 2016, acaba de salir, dando a Trump el 50% de ïndice de Aprobación. Eso es más alto que el de Obama”.

.

.

Triste ha de ser la existencia de quien habiendo procreado cuatro hijos, el Día del Padre cuenta con una sóla persona para que lo felicite y colme de alabanzas: él mismo.

Mientras que el presidente Trump se apresura a recompensar a sus familiares con puestos de trabajo en posiciones gubernamentales para las cuales no están calificados en lo absoluto, cuando llega el momento de propinar muestras de afecto en las que el dinero o el poder no están involucrados, la familia Trump de repente guarda silencio.

Por supuesto, esto es sólo una manera más de que están totalmente fuera de contacto con el pueblo estadounidense.