Influyente Ex Senador Republicano Acaba de Hacer un Llamado Para Destituir a Trump

Un ex senador de los Estados Unidos salió hoy a la palestra pública hoy con una petición a las dos senadoras de New Hampshire y a dos miembros de la Cámara de Representantes para relevar a Donald Trump de sus funciones como presidente usando la 25ª Enmienda a la Constitución de los Estados Unidos.

Gordon Humphrey, que fue senador de New Hampshire entre 1978 y 1990, argumentó que “no podemos dejar nuestra seguridad nacional y la seguridad de nuestras familias en manos de un presidente cuyo pobre juicio, beligerancia, vengatividad e imprudente impetuosidad ponen en tela de juicio su salud mental.”

La sorpresa es que durante su activa carrera política, Humphrey fue un republicano que se convirtió en un líder del movimiento político conservador de su época.

Durante las elecciones del 2016, Humphrey inicialmente apoyó al gobernador de Ohio, John Kasich, para presidente y habló en contra de Trump. Días antes de las elecciones, Humphrey endosó públicamente a Hillary Clinton.

Su opinión de Trump ha ido cuesta abajo desde aquellos momentos.

Son los comentarios de Trump hacia Corea del Norte los que finalmente parecen haber desencadenado su creencia de que Estados Unidos debe actuar para causar un cambio inmediato en el liderazgo nacional.

“La amenaza del Presidente Trump de provocar ‘fuego y furia’ en Corea del Norte es como verter gasolina en un incendio”, escribe Humphrey. “Es una locura”.

“Donald Trump está afectado por una psiquis gravemente enferma”, continuó Humphrey. “Su mente enferma y su imprudente conducta podrían consumir la vida de millones. La amenaza de una guerra nuclear está aumentando abruptamente“.

Humphrey, ahora de 76 años de edad, advierte que con Trump fuera de control, “no debes simplemente esperar porque funcione el sistema de controles y equilibrios“.

“El presidente por sí mismo tiene autoridad para lanzar armas nucleares, la única restricción sería la asesoría de consejeros mayores que podrían estar presentes en el momento de la crisis, y Donald Trump ha mostrado desprecio repetido por el consejo sabio e informado.

“Está enfermo de la mente, es impetuoso, arrogante, beligerante y peligroso”.

Humphrey instó a los miembros del Congreso a apoyar la HR 1987, la Comisión de Supervisión de la Ley de Capacidad Presidencial, que se encargará de determinar si Trump está mentalmente apto para continuar como presidente.

Si esa comisión encuentra que Trump no está apto, Humphrey dice que la HR 1987 sería “consistente con la intención y la redacción de la 25ª enmienda a la Constitución”.

Humphrey deja claro que siente que ha llegado el momento de actuar porque la situación es grave y porque este imprudente presidente podría desencadenar una guerra nuclear que mataría a millones y devastaría el planeta.

“Donald Trump está muy enfermo”, concluyó Humphrey. Es peligroso.

“Como ciudadano, ex senador de Estados Unidos y miembro de 12 años del Comité de Servicios Armados”, advirtió Humphrey, “les pido que actúen de inmediato. Ésto es una emergencia.”

Las dos representantes de New Hampshire en la Cámara – Annie Kuster y Carol Shea-Porter, ambas demócratas – creen que Trump es un peligro, pero no apoyarán la idea de una comisión porque podría establecer un peligroso precedente.

“La congresista está de acuerdo con el senador Humphrey en que la presidencia de Trump ha cambiado de rumbo”, dijo un portavoz de Shea-Porter al líder sindical de Manchester. “Sin embargo, cree que crear una comisión para juzgar la salud mental del Presidente establece un precedente potencialmente antidemocrático”.

Así que el mensaje de Humphrey no parece probable que vaya a conducir a una acción rápida, pero es un mensaje importante y simbólico, el hecho de que incluso un conservador republicano vea que Trump está moviendo al país en la dirección equivocada y que su temperamento no está apto para el cargo que ahora tiene .

Una cosa es que Trump destruya el cuidado de la salud, el medio ambiente y entregue los parques públicos y los recursos naturales a los intereses comerciales; pero cuando parece que podría comenzar una guerra nuclear, aparece entonces otro tipo de urgencia que queda clara en la carta de Humphrey.

Humphrey puede no tener éxito, pero no está equivocado.

 

Montserrat Jimenez

Licenciada en Periodismo. Bloguera y Experta en Redes Sociales.