Iglesias Cristianas se Oponen a Kavanaugh. Ya Sumamos Más de 150 Millones en Contra y Aún Así Quieren Confirmarlo

El asediado candidato a la Corte Suprema Brett Kavanaugh todavía se niega a retirar su nombre de la consideración del Senado, incluso cuando las acusaciones creíbles de conducta sexual inapropiada en su contra continúan dominando las noticias. El apoyo para él parece estar menguando (si es que alguna vez hubo mucho) y ahora el presunto depredador sexual ha recibido un golpe más que sorprendente.

The Hill informa que el Consejo Nacional de Iglesias (NCC) la mayor coalición de iglesias cristianas en el país, está pidiendo oficialmente que se retire la nominación de Kavanaugh. La organización, que abarca numerosas denominaciones, más de 100.000 congregaciones y que reclama a unos 40 millones de fieles, publicó una declaración en su sitio web. (O sea, con esos ya suman más de 150 millones los que estamos en contra de la nominación de forma abierta).

El NCC escribe que Kavanaugh se ha “descalificado a sí mismo” y que debe “hacerse a un lado de inmediato”. La declaración explica que hay varias razones detrás de la petición de retiro del NCC, incluyendo el “sesgo partidista extremo” y la “falta de respeto” mostrada hacia ciertos senadores durante su audiencia ante el Comité Judicial del Senado. El Consejo también cuestionó su “temperamento” y su “carácter“.

El CNC tiene razón en su evaluación, ya que el testimonio histérico y sórdido de Kavanaugh incluyó ataques contra el Partido Demócrata e incluso alegó algún tipo de conspiración contra él como venganza por la derrota electoral de Hillary Clinton en el 2016.

Esto destruyó cualquier tipo de fachada acerca de que Kavanaugh abrazaría la neutralidad tradicional no partidista esperada de los jueces de la Corte Suprema y lo reveló como un ataque político de alto rango.

La declaración del sitio web también se centró en la honestidad de Kavanaugh, apuntando a “varias declaraciones equivocadas y algunas falsedades absolutas” en su testimonio. Las preocupaciones de que pudo haber cometido perjurio surgieron en los días posteriores a la audiencia, pero incluso si no cometió tal crimen, su evidente falta de honradez y los intentos de ofuscación son razones más que suficientes para rechazarlo.

Kavanaugh debería hacerle un favor al país, hontrar la petición del CNC y retirar inmediatamente su nombre. Nos lo debe a todos nosotros.

Esta es la declaración completa:

“El Consejo Nacional de Iglesias (NCC) solicita el retiro de la nominación del juez Brett Kavanaugh a la Corte Suprema de los Estados Unidos. Creemos que se ha descalificado para este de por vida y debe retirarse de inmediato”.

“Tomamos nota de varias razones para esto. Durante su comparecencia ante el Comité Judicial del Senado, el Juez Kavanaugh mostró un sesgo partidista extremo y falta de respeto hacia ciertos miembros del comité y, por lo tanto, demostró que no posee ni el temperamento ni el carácter esencial para un miembro del tribunal más alto de nuestra nación”.

“Además, su testimonio ante el Comité Judicial incluyó varios errores y algunas falsedades absolutas, algunas en relación con las acusaciones de conducta sexual inapropiada. Se debe esperar que todos los ciudadanos hablen con sinceridad cuando están bajo juramento, sin embargo, esto es especialmente cierto para cualquiera que busque un asiento en la Corte Suprema”.

“Además, el extenso historial judicial y político del juez Kavanaugh es preocupante con respecto a los derechos de voto, la justicia racial y de género, la atención médica, los derechos de las personas con discapacidad y las protecciones ambientales. Esto nos lleva a creer que no puede ser un juez imparcial en los casos que seguramente se presentarán ante él en la Corte”.

“Por lo tanto, el Consejo Nacional de Iglesias pide la retirada de la nominación del juez Kavanaugh a la Corte Suprema de inmediato”.