Ella Hubiese Enviado Otro Mensaje Por un Día Como Ese. Él lo Hechó a Perder. Como Siempre

En el décimosexto aniversario de los trágicos ataques contra Estados Unidos del 11 de septiembre del 2001, tanto Donald Trump como la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, se llegaron a Twitter con mensajes sorprendentemente diferentes.

Trump, por su parte, publicó un video “tributo” al 11 de septiembre que estaba compuesto completamente de imágenes de… ¿adivinas? Pues sí, de Donald Trump. Sin una imagen del World Trade Center, el Pentágono, o cualquiera de las víctimas perdidas ese día, el video de Trump es más un homenaje a sí mismo que a los trágicos acontecimientos del 11-S.

“Que Dios Bendiga Por Siempre a los Estados Unidos de America. Nunca Olvidemos el 9-11”.

.

.

Hillary Clinton, mientras tanto, tuiteó un verdadero tributo a la gente que perdimos ese 11 de septiembre del 2001, y reconoció “el sacrificio de las víctimas y los que respondieron“. Hillary, con toda la razón, puso el centro de la atención donde realmente pertenecía: a todo lo que aconteció ese día:

“Hoy recordamos a aquellos que perdimos el 11 de Septiembre del 2001, y reflexionamos acerca del sacrifico de las víctimas y los que acudieron a ayudar. Nunca les olvidaremos”.

.

.

Trump aprovechó la oportunidad para promover su marca, lo cual por desgracia, es siempre lo más importante para nuestro muy inseguro presidente. Decir que usar el peor ataque en suelo americano para promover un video de sí mismo es poco “presidencial” sería, en el mejor de los casos, un eufemismo evidente.

Ante tal maldad y odio, Trump no logra transmitir ni siquiera un mínimo de simpatía humana.