Hillary Hace Otro Llamado Urgente a Todos los Estadounidenses. Será Escuchado, Pero de Nada Servirá

Hillary Clinton ha estado reflexionando sobre la masacre de la Iglesia de Texas el pasado domingo, y decidió compartir sus pensamientos en Twitter esta noche:

“He pensado mucho sobre la masacre de la iglesia el domingo pasado. ¿Qué puede decir alguien que pueda equipararse al horror y la pena?

Debemos actuar para evitar matanzas futuras ampliando y financiando completamente las verificaciones de antecedentes.

El 94% de los estadounidenses los apoya, debería ser la ley”.

.

.

El artículo que Hillary adjuntó a su tweet detalla el lamentable estado del Sistema Nacional Instantáneo de Verificación de Antecedentes Penales del FBI con la foto que muestra los archivos llenos de informes impresos que aún deben ingresarse en la base de datos electrónica.

Lo que significa que se colectaron los datos, pero no se han cargado a ningún sistema, por lo que no pueden ser consultados, son inservibles, es como si no existieran.

Con más de 27 millones de verificaciones de antecedentes realizadas cada año, el FBI y el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) están luchando para mantenerse al día con una enorme cantidad de registros que deben ingresarse en su base de datos.

El hecho de que la ATF no haya recibido el financiamiento o la aprobación de un Congreso dirigido por republicanos pagados por la ANR, para la actualización de los sistemas informáticos y para pagar el salario de los capturistas de  datos hace que la situación se vea aún más grave hacia el futuro.

El llamado de Clinton para permitir realmente las verificaciones de antecedentes ya autorizadas por el Congreso al asignar fondos suficientes para que se implementen es un reclamo razonable, pero seguramente caerá en oídos sordos en el entorno político polarizado del Capitolio actual.

Parece que no importa cuántos feligreses, fanáticos de la música country, compradores de Walmart, escolares, cinemas o clientes de clubes nocturnos mueran, el bloqueo de la NRA en un Congreso Republicano evitará cualquier acción para reducir la violencia armada en Estados Unidos.