Fuertes Represalias de BMW Contra Trump Afectarán Aún Más los Empleos Estadounidenses

Durante el año pasado, ha sido deslumbrante ver la base electoral del presidente Trump, el 30% más o menos de estadounidenses que se deslizan rápidamente hacia la derecha en la escala de sangre y suciedad, capean cada escándalo, cada bomba condenatoria, y cada previsible y autónomo fracaso infligido con una obstinación impenetrable.

Parecía que no había nada que no pudiera ser explicado como “noticias falsas” o una (((conspiración))) de George Soros y la máquina de los Clinton, ninguna declaración demasiado cruda o ninguna mentira demasiado descarada como para ser rechazada por sus fanáticos entusiastas – hasta ahora.

La imposición impulsiva e imprudente del presidente de aranceles a la mayoría de nuestros socios comerciales como parte de una cruzada mal concebida para castigar a otras naciones por desigualdades, en gran medida imaginarias, en nuestras relaciones comerciales está teniendo los resultados esperados de cerrar negocios y empleos de Estados Unidos, y eso podría ser la gota que derrame el vaso.

Bavarian Motor Works, más conocida como BMW, acaba de anunciar que trasladarán una gran parte de su producción SUV a China, donde Brilliance Automotive Group Holdings construirá cerca de medio millón de vehículos cada año para la compañía el próximo año.

La movida fue provocada por el reciente arancel del 40% que China impuso a los vehículos, que a su vez fue en respuesta a la imposición de Donald Trump de $ 34 mil millones en aranceles a los productos chinos, provocando la “guerra comercial más grande de la historia“.

Es probable que la medida de BMW afecte más a los votantes de Trump, ya que su planta en el condado de Spartanburg, Carolina del Sur, emplea a más de 10,000 personas. BMW fue una vez el mayor exportador de automóviles en los Estados Unidos, pero no más.

El anuncio de BMW se produce poco después del anuncio de Harley-Davidson Motorcycles de que ellos también trasladarían la producción de EE. UU. a otros países, debido a las guerras comerciales de Trump, lo que le costará aún más empleos en Estados Unidos.

Uno observa y espera con una curiosidad macabra para ver qué sucederá cuando el tirano potencial aprenda que usted no puede simplemente dictar los términos que desea y luego arrojarles abogados y tweets hasta que la otra parte lo acepte, y si esto será o no un punto de quiebre para sus seguidores, que se aferran a los fuertes números económicos y al crecimiento del empleo como evidencia de que han tomado la decisión correcta y se han auto engañado al pensar que este multimillonario sociópata realmente se preocupa por ellos y sus familias.