Fuerte Golpe al Mentón del Homofóbico Pence. Su Ciudad Natal Sabe Como Hacerlo Enfurecer

Homofóbico infame y tipo extraño, el vicepresidente Mike Pence de alguna manera ha logrado mantenerse al margen del ciclo de noticias tóxicas, mientras la administración del presidente Trump implosiona en medio de escándalos sexuales y la investigación de Mueller en constante expansión. Aunque no es del todo reacio a la prensa, Pence parece estar manteniendo un perfil bajo, quizás con la esperanza de que cuando Trump inevitablemente caiga, podrá ascender a la presidencia.

Con eso en mente, es crucial que los oponentes del régimen republicano se nieguen a dejar que Pence espere en las sombras, sin examinarlo ni criticarlo. Afortunadamente, algunos están tomando medidas.

HuffPost informa que Columbus, Indiana, la ciudad natal del vicepresidente, celebrará su primer desfile del orgullo gay. La celebración está destinada a mostrar al mundo que no todos los habitantes de Columbus son fanáticos como Pence.

“Estoy organizando Columbus Pride Festival (el Festival del Orgullo Gay de Columbus) porque creo que es importante para los miembros de la comunidad LGBTQ saber que Columbus es una comunidad acogedora y diversa”, dijo Erin Bailey, la estudiante de secundaria que organiza el evento.

Baily compartió una foto de un póster para el desfile en su Instagram. Se llevará a cabo el 14 de abril.

.

.

Si bien el desfile es el primero de su tipo para Columbus, los lugareños afirman que han tenido una comunidad LGBTQ vibrante y bien representada durante años.

“Si bien este es el primer evento de este tipo en la ciudad natal de Mike Pence, a lo largo de los años ha habido varios eventos patrocinados por PAC (Pride Alliance Columbus), Inclusive Columbus Coalition y otros grupos LGBTQ + en Columbus”, dijo Jill Tasker, la presidenta de Pride Alliance Columbus.

El desfile del orgullo gay seguramente enfurecerá a Pence, para quien el fanatismo anti-LGBTQ constituye una gran parte de su perfil político. Es un fanático religioso que intenta imponer sus creencias regresivas a los inocentes estadounidenses con poco o ningún respeto por la separación constitucional entre la iglesia y el estado.

Pence en el pasado incluso ha apoyado la terapia de conversión, una odiosa práctica destructiva que trata a la homosexualidad como una enfermedad que debe ser curada en lugar de la orientación sexual perfectamente normal que realmente es. Es un hombre peligroso, y su ciudad natal debe ser celebrada por pegarle duro en el mentón.