Florida se Recupera. Mientras, Takei no Está de Acuerdo en Cambiar el Nombre a “Irma” por el de Ivanka

El huracán Irma atravesó prácticamente todo el Estado de la Florida, dejando a su paso considerables pérdidas, fundamentalmente en la zona de los Cayos. Hoy los residentes del Sur de la Florida están enfrascados en las labores de recuperación, mientras la parte norte del Estado aún siente los embates de un huracán ya muy debilitado, pero aún muy peligroso.

Mientras Irma se acercaba amenazantemente a la Florida, nuestro Diario informó acerca de una petición en línea solicitando que la Asociación Meteorológica Mundial cambiara el nombre del huracán Irma, y en su lugar lo bautizara como Ivanka en una forma un poco tétrica, pero original de llamar la atención sobre otro huracán, el que día a día estamos sufriendo los estadounidenses, proveniente de la actual Casa Blanca.

Inicialmente se recogieron 10,000 firmas, luego ese número siguió creciendo hasta alcanzar prácticamente las 14,000 firmas que tenían como meta.

“El huracán Harvey en Houston fue un excelente ejemplo de cómo el cambio climático hace que los huracanes se tornen más poderosos y peligrosos”, dice la petición. “Desafortunadamente, el gobierno de Trump está en negación total del progreso climático, lo que sólo agravará el efecto de las futuras tormentas … Incluso Ivanka Trump, quien prometió tratar de influir en su padre en ciertos temas como el cambio climático, ha mostrado una gran falta de acción en este asunto tan serio”.

George Takei, quien interpretó el papel del Sr. Sulu en “La Guerra de las Galaxias“, se llegó a Twitter para ofrecer su mordaz apreciación de la petición:

“Es incorrecto renombrar el huracán Irma con el nombre de Ivanka. Después de todo, Irma es una poderosa tormenta que se mueve muy rápido, mientras Ivanka es débil, impotente e inefectiva”.

.

.

Ivanka, quien una vez fuera calificada como una “fuerza moderadora” de la Presidencia, hasta ahora ha demostrado que no ejerce influencia alguna en la Oficina Oval. Siendo una supuesta defensora del cambio climático, no pudo influir en la decisión de su padre con respecto al Acuerdo Climático de París. Y mientras que sus últimos tweets pretendieron demostrar su apoyo a DACA, sus palabras no tuvieron efecto alguno en la decisión de su padre de poner fin al programa.

Una mejor opción para re-bautizar como Huracán Ivanka podría haber sido el huracán Earl en el 2010, que se pronosticaba causaría destrucción masiva, pero en lugar de eso “azotó a Nueva York y Long Island como un suave gemido”. Sin dudas, hay una consejera especial de la Casa Blanca que se ajusta perfectamente a esa descripción.

Alberto Pereira

Escritor. Autor. Especialista en Politología.