Su Ex Amante Estrella Porno Decidió Humillarlo Públicamente. Y Parece Ser Que le Salió Muy Bien

No importa cuánto Trump lo desee, su escándalo de amante estrella porno no va a ninguna parte, gracias a Stephanie “Stormy Daniels“, la propia señora Clifford.

Hoy, nuevas revelaciones de la entrevista de la revista In Touch llegaron a Internet. Daniels expresó pesar por haber ayudado a Trump a engañar a su esposa Melania, quien recientemente había tenido un hijo cuando tuvieron una aventura amorosa.

“Ahora que tengo un bebé que tiene la misma edad que el suyo en aquel momento, estoy como, Wow, qué gilipollas … El Karma siempre te morderá en el trasero”.

Daniels parece decidida a asegurarse de que el karma, de hecho, muerda a Trump en el trasero al frotarle en su rostro su aventura y lograr una sensacional cobertura de los medios de comunicación.

Ella ha anunciado una gira titulada “Make America Horny Again” (Hagamos a América Cachonda de Nuevo) por clubes de desnudistas en todo Estados Unidos, comenzando en Greenville, Carolina del Sur, y no está siendo sutil con sus materiales promocionales:

“Stormy Daniels aparecerá en el club de striptease de Greenville, SC mañana como parte de su gira “Hagamos a América Cachonda de Nuevo”. El cartel del tour muestra la foto de Trump y dice “¡Él LA VIO EN VIVO – TÚ PUEDES TAMBIÉN!”.

.

.

Los medios han estado entusiasmados con la reciente revelación de que Trump creó una compañía LLC en Delaware para canalizar $ 130,000 dólares por el silencio de Daniels con el fin de impedirle hablar sobre su aventura del 2006.

Lejos de ser una cita única como pensamos una vez, ahora parece que Donald Trump tuvo una larga aventura con la estrella porno antes de ascender a la presidencia como el candidato del llamado partido de los “valores familiares“, cuya plataforma declaró la pornografía como una “crisis de salud pública“.

Pero sin su conocimiento, la revista In Touch realizó una entrevista con Daniels en el 2011 que contenía una gran cantidad de detalles vergonzosos y extraños sobre el hombre que se convertiría en presidente, como su afición por ser azotado con una revista FORBES, su comparación de ella con su hija Ivanka, y su desagrado por los tiburones.

No se puede culpar a Daniels por querer aprovechar su recién descubierta publicidad, y la humillación para el presidente es realmente deliciosa.

Luis Carmenate

Linguista, escritor y colaborador de varios sitios webs y blogs de actualidad.