Este Republicano ya Había Hecho las Maletas Para Irse al Congreso, Pero Ahora Está a Punto de Desempacar

Otro día que llega y otro caso de flagrante corrupción y criminalidad republicana.

De acuerdo con The Hill, el secretario de Estado republicano de Missouri, Jay Ashcroft, abrió oficialmente una investigación sobre la forma en que el Fiscal General republicano del estado, Josh Hawley, dirigió su oficina durante el último ciclo electoral.

Hawley ganó la elección al Senado durante las elecciones parciales, derrocando a la senadora demócrata Claire McCaskill, y como tal estará desocupando la oficina del Fiscal General (FG) para asumir sus nuevos deberes.

Antes de la elección, el American Democracy Legal Fund, una organización del Partido Demócrata, se contactó con la oficina de Ashcroft y afirmó que Hawley estaba usando “fondos públicos como Fiscal General para apoyar su candidatura al Senado de los Estados Unidos“. Si es verdad, eso sería un abuso grave de sus poderes.

La investigación gira en torno al plan de Hawley para utilizar consultores externos antes de comenzar su campaña para el Senado. Anteriormente, The Kansas City Star reveló que Hawley contrató consultores políticos de fuera de Missouri para asesorar a su personal dentro de la oficina del Fiscal General del estado.

El problema es que los contribuyentes pagaron a los miembros del personal y, como tales, no deberían haber sido utilizados para ayudar con la campaña partidista. Algunos miembros del personal se sentían incómodos con la actividad de acuerdo con The Star y estaban confundidos por el funcionamiento de la cadena de mando.

The Star encontró correos electrónicos de los consultores al personal de FG que discutían formas de ayudar a Hawley a ser un candidato más atractivo para el Senado. Además, cuando los consultores visitaron Missouri organizaron reuniones de estrategia dentro del edificio de la Corte Suprema del estado, otro abuso de la confianza pública.

“El hecho de que el personal de la campaña lleve a cabo reuniones en propiedad del gobierno no necesariamente entra en conflicto con la ley de Missouri, siempre y cuando las reuniones no fueran explícitamente políticas. Sin embargo, si las reuniones estuvieran enfocadas en la campaña, podrían violar una prohibición constitucional sobre el uso de recursos estatales para fines personales o políticos, escriben Lindsay Wise, Jason Hancock y Steve Vockrodt de The Kansas City Star.

The Hill ha recibido una carta del Asesor Jurídico Adjunto de Ashcroft, Khristine Heisinger para Brad Woodhouse, quien trabaja con el American Democracy Legal Fund (ADLF). La carta dice: “Esta oficina iniciará una investigación sobre el presunto delito“. Además, la carta solicita que ADLF comparta cualquier información que pueda tener sobre el tema.

Todavía es demasiado pronto para decir qué ocurrirá con esta nueva investigación, pero si realmente se descubre y se demuestra que Hawley explotó ilegalmente su posición como Fiscal General para tomar un escaño en el Senado, debería renunciar de inmediato en el momento en que haya jurado.