Están Aterrorizados Con lo Que Pasó en las Elecciones Pues Saben Que se les Viene el Hacha Encima

Si por la noche lloras por no ver el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas.” – Rabindranath Tagore.

.

.

Ahí les van estos comentarios, dedicados especialmente a todos esos queridos amigos demócratas que andan refieriéndose a los resultados de las pasadas elecciones con la manida frase de ¨no estamos satisfechos¨. Luego de esta breve lectura entenderás por qué los republicanos, en especial Trump, Ryan y McConnell están dando aullidos de desesperación.

También para cualquiera que se llame republicano pero que en realidad sea un adorador del Tuitero Mayor y que, ignorantes de la política, crean (estúpidamente) que los resultados electorales son de ganar y perder como un juego de fútbol.

Ante todo, lo penoso y preocupante de estas elecciones y sus resultados, es la demostración absoluta de la polarización norteamericana. Como tribus medievales estamos divididos por mucho odio y tenemos más de 180 grados de separación.

Las elecciones de medio término nunca han tenido tan alta participación como esta y sobre todo de gente joven, expresión quizás no solo de la polarización sino también de la preocupación por el estado de las cosas. Pero esto es subjetivo. Vamos a lo objetivo: ¿Que ha ganado el progresismo demócrata?

1. A pesar de la economía y el poco paro (¿se acuerdan de ¨es la economía, estúpido¨?) y de la campaña de demonización de los demócratas, la Casa de Representantes es ahora azul con 26 de los 23 escaños necesarios. El cuento ¨ahí vienen los inmigrantes¨ se quedó corto. Los demócratas de la Cámara de Representantes intentarán bloquear la agenda del presidente y usar su poder de reclamaciones legales (supoenas) para investigarlo a él y a su administración

2. Los demócratas ganaron 7 gobernadores en sitios como en el rojo Kansas, donde Laura Kelly, una mujer derrotó al candidato elegido por el presidente, Kris Kobach. Y en Wisconsin, el demócrata Tony Evers superó al gobernador Scott Walker, que fue una estrella republicana que se postuló para presidente en el 2016.

3. Gracias al movimiento “MeToo” (Yo También) y a la alienación del Tuitero-en-Jefe, la nominación de mujeres en esta contienda ha sido asombrosa: Noventa y seis candidatas. Como muestras de este activismo femenino y progresista:

Rashida Tlaib e Ilhan Omar serán las primeras mujeres musulmanas en el Congreso.
Sharice Davids y Deb Haaland se convertirán en las primeras mujeres nativas americanas elegidas para el Congreso.
Marsha Blackburn será la primera senadora en representar a Tennessee.
Jared Polis, de Colorado, se convertirá en el primer gobernador elegido abiertamente gay de la nación.
Kristi Noem se convertirá en la primera mujer gobernadora en Dakota del Sur.
Veronica Escobar y Sylvia Garcia serán las primeras mujeres hispanas de Texas elegidas para el Congreso.
Arizona tendrá su primera senadora, la republicana Martha McSally quien venció por escaso margen (49.4% a 48.4%) a  otra mujer, la demócrata Kyrsten Sinema.

4. Nevada es más azul que nunca donde la representante demócrata Jacky Rosen prevaleció sobre el senador Dean Heller, el titular republicano. La mansión del gobernador en Nevada también está lista para cambiar de manos, porque el republicano Adam Laxalt concedió al demócrata Steve Sisolak.

5. Para los que no entienden la política y criticaron que el Senador Demócrata Joe Manchin III diera su voto para confirmar a Kavanaugh quizás ahora vean porque ha ganado en el estado archiconservador de West Virginia al republicano Patrick Morrisey, el fiscal general del estado con fuertes vínculos de financiación por la poderosa industria farmacéutica en un estado golpeado por la crisis de opioides. La política ni es fútbol ni juego de ajedrez.

6. No puedo dejar de mencionar Miami, a quienes muchos denostan hablando de croquetas y de extremismos conservadores. No solo el condado ha votado mayoritariamente demócrata como en los últimos 15 años sino que ha sentado a Shalala, judía progresista en vez de a Maria Elvira Salazar, cubanoamericana oportunista en el distrito 27, que siempre fue republicano. Y la inmigrante ecuatoriana Debbie Mucarsel-Powell del Partido Demócrata venció al cubano republicano Carlos Curbelo en el Distrito 26., apuntando a que, según parece, ya los cubanos no son tan dueños de la plaza.

Del lado de las supuestas grandes pérdidas, amén del senado que ya lo sabíamos (lo teníamos crudo con tantos escaños demócratas a elección), dos de las mayores esperanzas del movimiento liberal, los demócratas Stacey Abrams y Andrew Gillum, lucharon por superar los ataques raciales más abiertos desde la era de los derechos civiles y hacer historia como los primeros gobernadores negros en Georgia y Florida, respectivamente.

Gillum concedió, pero los últimos acontecimientos lo han hecho reclamar un reconteo de los votos, tal y como lo establece la ley cuando el margen de diferencia es menor al 0.5%. Y en el caso de la Abrams está aferrada al recuento de votos del exterior y alegando el abierto y descarado fraude de supresión de votantes de su oponente.

Pero recordemos que un casi 50 porciento de voto en contra está muy lejos de ser un mandato para los nuevos gobernadores republicanos de estos dos grandes estados. Es lo mismo que los millones que votaron a Beto en Texas, que cada vez se pone más violeta y menos roja intensa como tradicionalmente fue.

Florida votó para restaurar los derechos de voto de los convictos después de que completen sus sentencias.

Florida, Georgia, Kentucky, Nevada, Carolina del Norte y Oklahoma aprobaron una versión de la “Ley de Marsy“, que agrega protecciones específicas para las víctimas de delitos a la constitución de un estado.

Los votantes de Michigan aprobaron que las personas mayores de 21 años consumieran marihuana.

Los votantes en Arkansas y Missouri votaron para aumentar el salario mínimo a $ 11 y $ 12, respectivamente.

Y claro que el Tuitero-en-Jefe vociferó: ¡Gran, gran victoria! por aquello de que una mentira repetida varias veces se convierte en verdad. El problema está en repetir más de 6000 mentiras en dos años muchas veces. Difícil de tragar. Para los tontos. Que los hay.

Seguimos hasta el 2020. Yo estoy feliz.¿ Y tu?.

.

Nota de la Edición: Nuestro más profundo agradecimiento al Dr. Juan Carlos Socorro quien amablemente nos permitió publicar su excelente artículo en nuestro diario. Si quieres seguirlo en Facebook, sólo tienes que hacer clic sobre su nombre.

La única forma de mantenerte informado y no perderte nuestros artículos es Suscribiéndote a nuestro Boletín. Como agradecimiento podrás bajarte el muy popular y útil Libro “Sobrevivir y Triunfar en la América de Trump“.