destituir a Trump

Esta Ciudad de USA Acaba de Votar Unánimemente Para Destituir a Trump

Los primeros cien días del presidente Donald Trump han sido hasta ahora caóticos, confusos y vergonzosos. Hemos visto políticas islamófobas y transfóbicas, indicios de antisemitismo, crisis presidenciales en Twitter y en llamadas telefónicas a líderes mundiales, mientras que Trump ni siquiera ha logrado terminar de conformar su Gabinete.

El presidente también ha estado dedicando más tiempo a jugar golf que el que le ha dedicado al verdadero trabajo de un Presidente, aparte de ocuparse de cuanta tontería se le ocurre y de compartir informes de seguridad de la Casa Blanca con los miembros de su club privado en Maralago. Basta con decir que con seguridad se llevará el título de “el peor presidente” que hemos tenido.

Pero hay una ciudad en California que ya se cansó y dijo basta.

Richmond es oficialmente la primera ciudad en los Estados Unidos que apoya las audiencias para destituir a Trump. El Ayuntamiento decidió asentar en sus actas lo inusual que resulta el que una ciudad se pronuncie a favor de un juicio político a un presidente, a menos de 100 días en su cargo, pero a pesar de esto, la votación fue unánime a favor de la destitución. El Concejal de la Ciudad Jael Myrick dijo:

Desafortunadamente, con este presidente estas cosas son extrañamente apropiadas

La justificación que utilizó el Consejo para solicitar la destitución de Trump se fundamentó en el conflicto de intereses que provoca la tenencia de sus negocios. Muchos consideran que los vigentes intereses comerciales de Trump lo colocan en una posición que francamente viola la Constitución, debido a que supuestamente ha estado recibiendo pagos de gobiernos extranjeros que utilizan sus propiedades.

El Ayuntamiento de Richmond espera que este movimiento inspire a otros pueblos y ciudades a hacer lo mismo. Efectivamente, ellos han comenzado un muy significativo movimiento popular contra Trump. Tal y como una residente de Richmond, Ellen Faden, comentó:

Hay un montón de políticos que no quieren hacer esto de una forma abierta por temor a las consecuencias, pero siendo un movimiento de base como lo somos, y tal como nos enseñara Berine, tenemos que partir desde abajo, de la propia gente.

Trump, naturalmente, ha desechado estas afirmaciones de conflicto potencial, diciendo que se ha separado del funcionamiento cotidiano de sus negocios. Según Trump, dos de sus hijos y un ejecutivo de la organización Trump dirigirán sus negocios, aunque eso no parece ser el caso, considerando el estallido del presidente en Twitter cuando Nordstrom retiró la línea de ropa de su hija Ivanka. Claramente, él todavía tiene un marcado interés en que su portafolio de inversiones le reporte jugosos beneficios.

Este apoyo a la destitución es un paso en la dirección correcta. Si otras grandes ciudades y pueblos más pequeños de América comienzan a emplazar a Trump usando los mecanismos burocráticos, otros se irán sumando. La oposición política a Trump en Washington DC puede llegar así aún más lejos. Con el tangible apoyo popular de la gente, los demócratas y los republicanos disgustados con Trump, podrán tener mucho más influencia para finalmente poder acusarlo y destituirlo. ¡Gracias a tí Richmond llegaremos más lejos!

Luis Carmenate

Linguista, escritor y colaborador de varios sitios webs y blogs de actualidad.