Espías Americanos Acaban de Hacer una Revelación Escalofriante Sobre la Mediación de Rusia en las Elecciones

TIME Magazine acaba de publicar un explosivo informe que reafirma la intención rusa de interrumpir las elecciones de noviembre del 2016 con el fin de sabotear las posibilidades de la candidata demócrata Hillary Clinton.

Al igual que el hombre que ayudaron a ponerse en el cargo, parece que los espías rusos también tienen un problema con jactarse de cosas que no deberían.

En mayo del 2016, miembros de la Agencia de Inteligencia Militar de Rusia (GRU) fueron grabados por espías estadounidenses alardeando sobre cómo el dictador ruso Vladimir Putin se estaba preparando para “cobrárselas a Hillary Clinton” por el papel que jugó en las protestas generalizadas en favor de la democracia antes de las elecciones parlamentarias rusas del 2011 y por criticar los resultados de esas elecciones, que fueron marcadas por un engaño desenfrenado por parte del partido Rusia Unida de Putin.

Los agentes se reían de cómo la GRU “iba a causar el caos en las próximas elecciones estadounidenses”.

Y seguro que lograron causar el caos. Se cree que los hackers rusos del GRU estuvieron detrás de la piratería de servidores del Comité Nacional Demócrata, que filtró información secreta a Wikileaks y reforzó la campaña de Trump.

Los piratas informáticos también penetraron con éxito en los correos electrónicos personales del Gerente de Campaña de Clinton, John Podesta, cuyos mensajes se utilizaron fuera de contexto como base de la extravagante teoría de la conspiración “Pizzagate“. Las granjas rusas de “troles” y “botnets” se utilizaron entonces para inundar las redes de las personas en los estados más decisivos con noticias falsas e información engañosa.

El presidente Trump y su equipo de campaña ahora son acusados de coordinarse con agentes de la Federación Rusa para inclinar la elección a su favor, ofreciendo cambios programáticos en la política y las sanciones a Rusia. Aunque Trump dice que no hubo colusión, la evidencia dice lo contrario.

Tenemos el motivo y el arma homicida – ahora corresponde al Fiscal Especial Robert Mueller determinar si Trump y sus compinches fueron cómplices en el asesinato de nuestra integridad electoral.

Para colofón te dejamos con este tweet de Jon Cooper quien nos reporta una muy “extraña” afirmación de Trump:

“La respuesta de Trump hoy a la pregunta de un periodista: “Sólo puedo hablar por mí mismo – y los rusos”. Hmmm … él podría querer reformular eso.”

.

.

 

No Comments Yet

Comments are closed